andres montes

Andrés Montes, porque la vida puede ser maravillosa

Porque un tiempo muerto nunca dio para tanto. Dos minutos en los que los entrenadores jalean a sus jugadores para que den más en la pista, para que remonten, para que sentencien, para que despierten… Pero los que de verdad despertábamos éramos los que estábamos frente al televisor, era nuestro momento, era el de , y sus historias, eran esos dos minutos en los que nunca sabías qué escucharías pero sí que sería interesante. Anécdotas de la calle y de andar por casa, lo mismo te contaba algo sobre ese magnífico restaurante en el que estuvo hace años que te daba una clase de cocina explicándote la importancia de esas gotas de vinagre en las lentejas.

Porque con Andrés la tomó otra dimensión. Los triples retumbaban al ritmo de ‘ra-ta-ta-ta-ta…’, los tapones se convirtieron en pinchos de merluza, Wilma abrió la puerta y la liga se llenó de jugones. Estábamos ‘in the ghetto’ en el que la fiebre amarilla pasaba ante el Gran Gatsby de la Gran Manzana con su artículo 34. Estábamos donde el hilo de seda tocaba la melodía de seducción para intentar sobreponerse al ‘tiempo de un killer’. Estábamos donde tras años de su partida volvió a aterrizar E.T. Estábamos donde las Aerolíneas Jordan dejaban al cartero sin correo y al ordenador sin memoria. Estábamos donde Dios volvió a disfrazarse de jugador de baloncesto mientras teníamos la suerte de presenciarlo.

Porque no era sólo ver baloncesto, era disfrutarlo, era esperar con ansia durante el día, era vivirlo desde que esa melodía anunciaba que en breves instantes Andrés estaría con nosotros, era nerviosismo por saber qué se le ocurriría, qué te diría, era nostalgia un segundo después de concluir la retransmisión, y de nuevo era ansia antes la siguiente cita.

Porque ‘I love this game’ en gran parte por él. Porque ahora dormir es de cobardes pero en aquellos tiempos no hacía falta dejar de serlo, no había opción, ¿se podía conciliar el sueño con Andrés al otro lado de pantalla? Difícil por no decir imposible. Y si te obligaban por motivos escolares… entraba a cancha el VHS para deleite de la tarde siguiente.

Porque había veces que se podía incluso olvidar del partido, de cómo iba, de quién había metido la última canasta, de si había sido perdida o falta; pero lo que nunca olvidaba era cómo hacer disfrutar a quienes cada madrugada, entre sueño e ilusión por volver a disfrutar de la NBA de Andrés Montes, eran ‘bienvenidos al club’.

Porque se cumplen cuatro años desde que falleciese pero sus gestos, sus frases, sus motes, su entusiasmo, su alegría, su fuerza, su sabiduría, su ritmo, su ímpetu, su carisma siguen presentes. Porque estamos aquí, viviendo la magia del basket, ¡porque la vida puede ser maravillosa!


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
  • Vader

    El mejor!!!!

  • jaime

    Sí señor, que buenos ratos me he tirado con Andrés Montes y con Antoni Daimiel “Crónica en rosa”. Esas charlas de las ensaladas César o los bares de jazz de Nueva York no tenían precio.

  • caramelo anthony

    El mejor comentarista las retransmisiones no son lo mismo desde que no esta, por cierto buen articulo, no recordaba lo de melodia de seduccion xD.

  • jrochec

    Muy buenas palabras, Álvaro. Andrés, todo un jugón. Ver a los Knicks con sus narraciones eran otra historia.

  • The Glove

    ¿Que ‘coletilla’ suya recordáis mas?

    • Tiri

      Pues desde Tim Siglo XXI Duncan, la Guerra de las Galaxias episodio nº (el que tocara según los anillos que llevara), la Máscara, la lengua más larga de la liga (Kevin Garnett); Crueeeela de Vill (Dennis Rodman)… Infinitos. Todo un innovador y un ejemplo. Crecí con él y me enganché a esto gracias a él y a Damiel. Yo, por mi parte, le debo muchísimo y le doy las gracias por todos esos ratos y esa magia que daba.

      Gracias, Andrés.

      • Juan Jose Fernandez Contreras

        chocolate blanco jason williams xD que grande era montes, sin duda se fue muy temprano, la NBA no es lo mismo sin él

    • The Glove

      En mi caso recuerdo bastante las de porque eres tan bueno McGrady!! jaja que grande.

    • Iván

      Pipipipipipipi ordenadores Stockton

    • flamin

      A mi me encantaba la de Vilma abreme la puerta xDD,y k d repente alguien
      mete un triplazo o un mate y aunk estuviera en medio d una discusion
      maravillosa con daimiel,empezara a gritar brrrrrrr jugon jugon xDDD

  • Chispi

    Una persona de 11 sobre 10…..sin duda alguna D. Andrés Montes contigo si que la vida era maravillosa!!

  • fanba

    amen!

  • Por qué eres tan bueno McGrady

    Vaya pedazo de artículo!
    Que grande era Andrés, mi “padre” en el mundo NBA..

  • Yesuha

    Grande muy grande el mejor comentarista de la NBA

  • The Dream

    Esté si que era un auténtico JUGÓN!!Se le echa de menos.

  • SugarRay

    “¿Por qué eres tan bueno McGrady?”

  • TheMavs41

    Tiburón Puyol!

  • ChakytoChaky

    Sublime Andrés…él me reenganchó a la NBA a finales de los ’90… Recuerdo cómo le gustaba Camby en los Knicks… “¡¡Samurai!!”…me partía con “Manicura” Bibby…o cuando gritaba de repente: “¡¡dime por qué Daimiel…!! ¡¡dime por qué…!! ¿por qué todos los jugones sonríen igual?”…Recuerdo que viendo un infumable ATL-MIL a las 5 de la mañana, de repente me di cuenta que llevaban 10 min de reloj hablando de lo bien que se come en Galicia…”y esas vieiras, eh, Daimiel?” ¡¡QUÉ BIEN NOS LO ESTAMOS PASANDO, DAIMIEL!!

  • Germinator_2PAC

    That’s entreteiment!! Mira mira mira que jugada JUGON!! INOLVIDABLE, D. E. P.

  • basketadicto

    Y Dios se disfrazó de comentarista de la nba…lastima que en el futbol no fue entendido