Clippers: cómo superar la lesión de Billups

¿Y ahora, qué?

Esta es la pregunta que todavía resuena por el planeta NBA tras saberse que Los Angeles se han quedado sin por lo que resta de temporada, después de que los análisis en el tendón de Aquiles del guard de Colorado confirmaran el peor de los pronósticos: rotura completa.

Porque el valor de Billups para su franquicia y, de hecho, para todas las franquicias en las que ha jugado, no se mide solo con el uso de los números. Se pondera, también, y mucho, en términos de liderazgo, de dirección dentro de la pista y de experiencia y eficacia en los momentos más importantes. Un anillo y un apodo (Mr. Big Shot), así lo avalan.

Aunque las emociones de tal suceso todavía dominan el vestuario de los de , a los Clippers no les queda otra que superarlo. Pero dentro de no demasiado tiempo, la franquicia deberá tomar una decisión importante. Creer (y demostrar) que la actual plantilla ya puede proporcionar una solución a tan magno problema, o buscar (y encontrar) un agente libre en el mercado que pueda complementar a , como mínimo, de la misma forma que lo hacía Billups. Ahí es nada.

Perder al mejor jugador en el backcourt con el que jamás he jugado, mi hermano mayor y gran compañero Chauncey Billups, convierte a éste en el día más duro que me ha tocado vivir como jugador de la NBA. Sé que dicen que todo pasa por alguna razón pero, sinceramente, me cuesta entender el porqué de esto que ha sucedido. Lo que ha hecho por nuestro equipo no se puede medir” es lo que, literalmente, escribió Paul en su cuenta de Twitter tras conocerse el alcance de la lesión; y muestra la transcendencia deportiva que puede tener para los Clippers la ausencia de un jugador como es Billups.

Mirar hacia delante es considerar que Del Negro puede empezar a taponar la herida que hoy tanto sangra mediante la inclusión en el quinteto titular de en el puesto de escolta que hasta ahora ocupaba Billups. Eso automáticamente colocaría a en el papel de Sexto Hombre del equipo, algo que, por cierto, ya sucedió al principio de esta misma temporada, cuando Billups estuvo ausente también por lesión.

A pesar de que Williams podría perfectamente saltar al equipo titular de inmediato, es de suponer que Del Negro preferirá la mayor altura y más fortaleza física de Foye para evitar emparejamientos por fuera con los rivales desfavorables a su equipo, pues Paul es muy bueno y un buen defensor, pero también un jugador muy pequeño. Por lo pronto, lo que es seguro es que tanto Williams (que ya ha tenido esta campaña grandes actuaciones saliendo desde el banquillo) como (con hasta ahora poca participación tras volver de una operación de rodilla) van a ver incrementada, y mucho, su participación en el conjunto.

A largo plazo, sin embargo, puede que los Clippers deban buscar ayuda externa. Y dos son aquí los nombres a considerar:

: Con 12.5 puntos por partido en el haber de toda su carrera NBA, Smith traería consigo una capacidad inmediata y explosiva para la anotación, permitiendo liberar la carga de Paul en esa responsabilidad. Pero Smith no tan solo está por contrato obligado a permanecer en China hasta que termine la temporada de su actual equipo, sino que se rumorea insistentemente que equipos como San Antonio o New York tienen un gran interés en él. Juega a favor de los Clippers, en cambio, que Smith ya fue compañero de Billups en Denver, así como de , recientemente adquirido por los LAC.

: Parece imposible que siempre acabe saliendo el nombre de Arenas en cualquier mesa de especulación, pero la realidad es que el jugador estará próximamente en Los Angeles para unos entrenamientos supervisados por el staff de los Lakers, que también buscan un base desesperadamente. Mientras los Lakers se deciden, puede que los Clippers le echen a Arenas una ojeada, aunque con el 34% de acierto en el tiro (8 puntos por partido) que promedió Arenas la temporada pasada en Orlando, los Clippers deben convencerse que Arenas ha perdido mucho de su potencial anotador de antaño. El gran contrato que arrastra Arenas no ayuda a realizar la operación, tampoco.

Sin duda que la presidencia operativa de los Clippers tiene crédito, tras confeccionar una plantilla que está tercera en el Oeste (a 10 de febrero) y liderando la Pacific Division. Pero ahora se presenta para ella el reto de lidiar con la pérdida de Billups, que hasta el momento de su lesión en Orlando era el tercer máximo anotador y segundo mejor asistente del equipo. Probablemente, se opte por mantener el status quo en el vestuario, asumiendo, eso sí, que Billups aportaba algo muy necesario cuando llegue el momento de la verdad en la post-temporada: mucha experiencia en Playoffs y anotación en momentos decisivos de partidos importantes.

Chauncey Billups ganó el anillo de la NBA en 2004 con los Detroit siendo, además, el MVP de aquellas Finales. Su apodo, “Mr. Big Shot”, proviene de su asombrosa habilidad por convertir tiros críticos en momentos clave de partidos grandes y apretados, tales como el que anotó el pasado 18 de enero para ganar a los Mavericks faltando un segundo para acabar el encuentro.

Hay mucho, pues, por remplazar. Pero también hay mucho donde elegir. Los Clippers eran claros aspirantes a llegar muy lejos esta temporada, y de las decisiones que puedan tomar en estos próximos días dependerá el poder seguirlo siendo.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.