Carmelo Anthony, campeón de la NCAA

Cuando Carmelo Anthony fue campeón

Carmelo Anthony, campeón de la NCAA
, campeón de la

Carmelo Anthony nació en el neoyorquino barrio de Brooklyn, a pesar de que con sólo ocho años él y su familia se mudaron a Baltimore. Tras una etapa de su vida muy dura en West Baltimore, uno de los barrios más conflictivos de todo Estados Unidos, Carmelo regresó a Nueva York para jugar en la Universidad. Tras deslumbrar en su último año en Oak Hill Academy, los cantos de sirena desde la NBA sonaban en la cabeza de un Carmelo Anthony que ansiaba sobre todas las cosas llegar a profesionales y sacar a su familia de aquel barrio. El ahora jugador de se sentía en la obligación de cuidar de todos, sobretodo después de que cuando él contaba dos años, su padre falleciera de cáncer.

Para sorpresa de muchos expertos, “Melo” no se decidió por alguna de los grandes programas universitarios que habían tocado a su puerta durante meses, como North Carolina, Georgetown, Pittsburgh… Finalmente, se decidió por una Universidad neoyorquina, aunque no fue St. John’s, en pleno corazón de Queens, sino Syracuse, al norte del Estado.

La temporada de Carmelo Anthony en los Orange fue memorable. Su temporada regular se saldó con promedios de 22 puntos y 10 rebotes que le valieron el premio de mejor novato de la temporada. Curiosamente en un tiempo donde constantemente se abre el debate sobre si es necesario o no la obligación de pasar por la Universidad, fue Anthony quien debiera haber marcado el camino a seguir. Durante la temporada regular, el jugador reiteró constantemente que su objetivo era estar al menos dos años en la NCAA. Jim Boeheim veía con muy buenos ojos la decisión de su mejor jugador, pero ocurrió un acontecimiento que aceleró sus planes.

Durante el Torneo Final de la NCAA los Orangemen llegaban a la cita como cabeza de serie número 3 de la región Este, donde debería enfrentarse a equipos como la Wake Forest de Josh Howard u Oklahoma, favorita en ese lado del “bracket”. En primera ronda Syracuse se deshizo de la también neoyorquina Manhattan del dominicano Luis Flores cómodamente con 17 puntos y 9 rebotes de Carmelo. En segunda ronda el rival sería Oklahoma State, trámite que se solventó fácilmente.

Mientras Syracuse vencía cómodamente a sus rivales, su mayor rival en la Región, Wake Forest, caía sorprendentemente ante Auburn en segunda ronda. En las semifinales regionales ante los Tigers, Syracuse venció con un triple a un segundo del final de Nathan Watson, pero el artífice de la victoria fue Carmelo. Anotó 18 puntos en la segunda parte y colocaba a su equipo en la Final Regional por primera vez desde el 96.

Esperaba Oklahoma para devolver a Syracuse a la realidad. Los Sooners formaban parte del trío de candidatos al título, pero resultó ser el partido más sencillo en el camino al título de los chicos de Jim Boeheim. Apoyado en los 20 puntos y 10 rebotes de Anthony, Syracuse vencía de 16 puntos y se colaba en la cuarta Final Four en la historia de la Universidad. Los rivales eran la élite de la NCAA esa temporada: la Texas de T.J. Ford, Kansas con y y Marquette, liderada por .

En Semifinales, Syracuse se deshizo de Texas en uno de los partidos más excitantes que se recuerdan en los últimos años. El resultado final fue de 95-84, con Carmelo estableciendo su récord personal esa temporada y la que hasta el momento era la mayor anotación de un jugador de primer año en el Torneo Final, 33 puntos, apoyado por 14 rebotes. A pesar de que Kansas había barrido literalmente del campo a Marquette, Syracuse apuntaba a dar la campana en Nueva Orleans.

En la final, los Orange llegaron a liderar el marcador por 12 puntos a falta de cinco minutos para el final, pero fue un tapón de a un triple ganador de Kansas a falta de un segundo quien selló la victoria. Syracuse lograba su primer título y eliminaba los fantasmas de su última final nacional jugada en esta misma cancha, el Superdome de Nueva Orleans, en 1987, cuando el ahora entrenador de Warriors Keith Smart daba el triunfo a Indiana con un triple sobre la bocina. A pesar de que Carmelo no anotó en los últimos 13 minutos de partido, fue el mejor jugador de la final con 20 puntos, 10 rebotes y 7 asistencias, siendo nombrado “Most Outstanding Player” del Torneo, el equivalente al “MVP”. Era la tercera vez en la historia en que un freshman se hacía con ese galardón, la primera desde que lo lograra Pervis Ellison en 1986 con Louisville.

Carmelo Anthony además logró ser nombrado casi unánimemente mejor debutante del año en la NCAA. Sorprendentemente sólo fue incluido en el segundo mejor quinteto de la temporada, pero logró el objetivo de ser campeón con Syracuse. Para desgracia de Jim Boeheim, Anthony consideró que había logrado todo lo que había soñado como jugador en NCAA. Esa misma temporada se presentó al Draft de la NBA, donde fue seleccionado como número 3 por los Denver Nuggets. Esta temporada, tras una inacabable sucesión de rumores, ha aterrizado en los Knicks. Por fin en su ciudad, Carmelo busca aquello por lo mismo que luchan sus compañeros de generación, el anillo de campeón. Aunque él puede presumir de haber vencido y haber brillado en la más emocionante competición de baloncesto del mundo.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
  • Gran articulo Alejandro. No sigo la NCAA lo que me gustaria pero puedo recurrir a vosotros. Un saludo!

    • Gracias Javicia. Siempre digo que nunca es tarde para incorporarse a esta competición apasionante y que te engancha.

  • Pingback: Bitacoras.com()