kidd_harris_trade

El traspaso Kidd-Harris en perspectiva

A mediados de febrero del año 2008 y Mavs cerraban un traspaso que incluía a ocho jugadores. Los Nets enviaban a Dallas a , Malik Allen y Antoine Wright a cambio de , DeSagana Diop, Trenton Hassell, Maurice Ager, Keith Van Horn, dos primeras rondas del draft y 3 millones de dólares. El traspaso, secundarios al margen, era un Jason Kidd por Devin Harris o lo que es lo mismo, renuncia a la juventud de Harris por la veteranía de Kidd.

Visto en perspectiva (y con el ventajismo de unos Mavs en la final de la NBA) aquel traspaso tuvo un ganador claro, aunque en aquel momento todos los analistas apuntaban al error que estaban cometiendo los Mavs.

Rod Thorn, presidente de los Nets en 2008, apuntaba a las opciones de futuro que se abrían para el equipo de New Jersey puesto que habían contratado a uno de los bases con mayor proyección (Harris tenía 25 años) y además se aseguraban sendas primeras rondas del draft en 2008 y 2010 (que resultaron ser Ryan Anderson y Jordan Crawford, ninguno de ellos en el equipo actualmente). Además apuntaba al bajón experimentado en el juego de Jason Kidd (en la franquicia desde 2002) por lo que estaba satisfecho con el traspaso.

Los “recuperaban” a un jugador que había empezado su andadura NBA en Dallas y que volvía al equipo de Cuban tras su paso por Suns y Nets, equipo al que condujo a la final de la NBA en dos ocasiones consecutivas en 2002 y 2003. Su llegada en febrero, un mes antes de cumplir los 35 años, era celebrada por el propietario de la franquicia que aspiraba a dar un paso al frente con la llegada de Kidd.

Los más de tres años que han pasado desde la fecha dan una dimensión diferente a aquel traspaso. El fracaso de los Mavs en primera ronda de playoffs de 2008, la derrota ante los en semifinales de conferencia en el año 2009 unidos al hecho de que Harris disputó su mejor temporada en 2009 (con promedios de 21 puntos y 7 asistencias) daban la razón a los analistas que en febrero del 2008 apuntaba a los Nets como claros “vencedores” en el traspaso Kidd-Harris.

Sin embargo la historia cambió desde el verano del 2009. Cuando todo parecía indicar que la trayectoria de Kidd seguiría una línea descendente impuesta por el paso de los años y que Harris sólo podía seguir progresando en un equipo joven, los hechos son bien diferentes. Kidd sólo se perdió 4 partidos de temporada regular en los últimos tres años, sin bajar de las ocho asistencias por partido. Devin Harris, en cambio, no ha vuelto a ofrecer un rendimiento como el de 2009. Sus números han caído y en lo colectivo lo mejor que ha logrado es un récord de 34-48 en sus años en los Nets.

El proyecto de la franquicia de New Jersey naufragaba y en febrero de 2011 fue traspasado a los Utah a cambio de . En el pack, Derrick Favors y dos primeras rondas del draft viajaban rumbo a Salt Lake City.

Jason Kidd está a punto de disputar su tercera final de la NBA. Su rendimiento apenas ha caído desde 2008, a pesar de haber cumplido los 38 años. Un “dilatador del tiempo” (Gonzalo Vázquez dixit) que otorga la razón a cuando en febrero de 2008 hablaba de “dar un paso hacia delante”.

No podemos decir que a los Nets les haya ido bien con Harris. Buscaban en él a uno de los bases de referencia del futuro y finalmente lo han conseguido: tienen a Deron Williams. Tres años después y tras hipotecar tres primeras rondas del draft (Favors, y dos futuras rondas), además de su apuesta: Devin Harris


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.