Final muy abierta, colofón a unos inolvidables Playoffs

Empiezan las Finales: 5 factores clave

El v Mavs que esta noche empieza se vende como una reedición de las Finales de 2006, cuando Dallas se colapsó ganando la serie 2-0, perdiendo su mejor oportunidad de ganar un anillo. Mejor, hasta ahora.

Solo cuatro jugadores que estuvieron en aquellas Finales estarán en éstas, así que poco de reedición y mucho de franquicias muy diferentes a las de entonces. Especialmente, Miami Heat.

Y es que tiene ahora ayuda. Mucha, de hecho. Quizá más que la que cualquier superestrella de la NBA haya tenido en la era post Michael Jordan. Dependiendo de cómo vaya la serie, puede estar ante su, hasta ahora, mayor reto deportivo; el momento cumbre que reconstruya ya para siempre su imagen al tiempo que nos recuerde lo enorme jugador que es: defender a .

Parece de locos, no? ¿Un small forward de 2’03m requerido para defender al mejor 2,13m tirador de la historia de la NBA?. Puede. Pero Miami Heat deberá tomar determinaciones de este tipo si quiere llegar a ganar la serie y empezar a cumplir su mandato de “varios anillos” establecido por ellos mismos allá por el mes de Julio.

De hecho, James viene de anular a quizá el pointguard más peligroso de la NBA en las pasadas Finales de la Conferencia Este, convirtiendo, con su defensa, a un MVP en muy poca cosa en los momentos decisivos de los partidos. Bron ya había defendido a bases anteriormente. Como también se ha visto emparejado a shooting guards, small forwards, power forwards o hasta centers. Y ahora puede que deba defender a Dirk, un reto que, de entre todos los jugadores de cierta altura en la Liga, solo James pueda asumir. Éste sea quizá el factor más importante que puede definir el devenir de la eliminatoria, pero no el único. Echemos un vistazo a los cinco factores clave de estas Finales de la NBA 2011:

1 > ¿Quién defiende a Dirk Nowitzki?: ¿? Hombre, Bosh lo hará en la mayoría de las posesiones, pero no es una opción en los momentos cumbre. ¿Udonis Haslem? Puede ser válido para cortos pero intensos y grandes esfuerzos en momentos puntuales. Pero para los Heat, la mejor opción de anular a Nowitzki en los últimos periodos de los partidos es poner sobre él al hasta ahora mejor defensor en esos últimos cuartos y someterle a un test definitivo, ante los ojos de todo el mundo. James es el único jugador de los Heat con la fortaleza suficiente como para alejar a Dirk de la zona donde es más peligroso, por no decir infalible. Después de que le llegue el balón a Nowitzki, James es el único miembro del roster de Miami con la suficiente combinación de longitud, rapidez lateral, disciplina defensiva e instinto como para hacer que Dirk deba trabajar los tiros tanto, que acabe marrando algunos.

No hay duda. Si James es capaz de hacer eso y de hacerlo con éxito, su actuación será sin duda una de las más memorables de la historia de las Finales de la NBA. Pongamos que como aquella de Magic Johnson allá por 1980, cuando jugó de center en el Game 6 de la serie contra los Sixers. Sí, como esa.

De producirse tal escenario (James sobre Nowitzki), deberá cambiar el cinco con el que solía acabar los partidos en la serie anterior ante los Bulls, y dar entrada a Joel Anthony al parqué para emparejarse con Tyson Chandler. Deberá también entonces poner un base en pista para cubrir a Jason Kidd (?) porque si pone a Wade sobre Kidd, ¿quién defiende a Terry? Pero de hacerlo así, ¿qué hay de Shawn Marion?… El quinteto con el que Dallas suele cerrar los partidos presenta múltiples disfunciones para Miami, cuya mejor defensa en los momentos decisivos en estos Playoffs (69 puntos por cada 100 posesiones) estará puesta al límite por el mejor ataque en los momentos decisivos en estos Playoffs (Dallas, 148 puntos por cada 100 posesiones)

2 > ¿Tienen los Mavs suficiente rapidez en las alas para parar a James y Wade?: No. Ni los Mavs ni nadie. Pero la presencia de Tyson Chandler debajo del aro de Dallas ayudará. Con Kendrick Perkins ya lejos de la Conferencia Este, Chandler representa el mayor protector de un aro con el que tanto Wade como James se han enfrentado en estos Playoffs. Los pocos momentos en los que Celtics o Bulls han tenido éxito conteniendo a James o Wade vinieron como resultado de parar sus rápidas transiciones y convertirlos en simplemente tiradores. Y eso que, a veces, alguno de ellos ha logrado anotar inverosímiles jumpshots en ciertas fases de partidos anteriores. Pero ante Dallas, esa no es una estrategia viable para Miami. Si Chandler consigue estar alejado de los problemas con las faltas personales el suficiente tiempo como para disuadir a James y Wade de atacar continuamente el aro, los Mavs pueden estar en el camino de controlar las series.

3 > ¿Qué Chris Bosh veremos?: Bosh llevó el peso de su equipo en el Game 3 de las Finales del Eastern ante Chicago. Y cuando eso sucede, cubrir al Big Three es realmente desmoralizante, cuando no imposible. Teniendo en cuenta que tanto Dallas como Miami vienen jugando a un ritmo ligeramente más lento en estos Playoffs de lo que lo hacían durante la regular season, esta serie puede también decidirse en torno a qué conjunto consigue ventaja numérica más veces a mitad de pista. De cómo los Mavs consiguen defender el pick and roll de James o Wade a un lado de la pista, porque será muy frustrante para ellos llegar a poder contener a ambos, si quien anota es Bosh con su (normalmente) siempre elegante y acertado tiro desde la media distancia. Dallas tiene, sin embargo, jugadores defensivamente más versátiles  a los que poder poner encima de Bosh, a quien le llegarán seguro balones importantes en momentos decisivos.

4 > Dallas tiene mejor banquillo… ¿no?: De repente Udonis Haslem está jugando como el Haslem de 2006 después de muchos meses desaparecido para la causa por culpa de las lesiones. Y , que no solo ha estado peleando también con varias lesiones durante toda la temporada sino que, además, lucha contra los problemas que tiene su recién nacida hija, está al nivel por el que los Heat le contrataron como demuestra su actuación en el Game 4 contra Chicago Bulls. Pendientes de ver si ambas aportaciones son un milagro o se convierten en tendencia (el decisivo Game 5 ante los Bulls fue malo para ambos), conviene recordar que la segunda unidad de jugadores que tienen los son los que realmente han llevado tanto la eliminatoria contra los Lakers, como la de los Thunder, al terreno que mejor convenía a Dallas. La rapidez de penetración de , la creatividad y tiro de tres puntos de , el tamaño de , y la efectividad desde la larga distancia de van a poner en muchos problemas a las rotaciones defensivas de los Heat. Haslem, Miller, así como Mario Chalmers, deberán aportar un impacto positivo en su equipo de forma mucho más consistente de lo que hasta el momento han podido demostrar.

5 > Rebote ofensivo y tiros de tres, los grandes puntos de inflexión: La vulnerabilidad de Miami Heat en los tableros estuvo a la vista de todos ante unos Bulls que (Rose aparte), simplemente no tenían otras formas de anotar. Dallas es un equipo aparentemente efectivo debajo del aro en ataque, aunque tanto unos como otros han estado durante estos Playoffs por debajo de la media en lo que a rebotes ofensivos se refiere. Ambos equipos, sin embargo, enfatizan a menudo sus espectaculares jugadas en defensa cerca del aro que, ocasionalmente, les llevan a sencillas y rápidas canastas en transición. Considerando, por otro lado, que los Mavs son el tercer mejor equipo en porcentaje de triples de estos Playoffs (38,8%) y los Heat el tercer peor equipo en cuanto a defensa de ese mismo aspecto del juego (38,5%), cabe tener en cuenta que esas dos características del baloncesto (rebote ofensivo y triples) serán aspectos clave que influirán sobremanera en el devenir de cada resultado.

En forma de conclusión, este es un choque entre dos franquicias sacando su mejor baloncesto al mismo tiempo. Los Mavs son profundos, juegan muy cohesionados y tienen a un jugador con ganas de poner el adjetivo de “legendario” tras cualquier referencia a su actuación personal en este post-temporada. Pero es que los Heat tienen también de eso último. Aunque LeBron James no lleve tantas temporadas como Dirk Nowitzki en la Liga, ha colmado las altísimas expectativas que él mismo generó, cargándose a su nuevo equipo a las espaldas, a pesar de la presencia de un jugador de la talla y el carisma de Dwayne Wade. Si el baloncesto se trata todavía de juego colectivo y  enfrentamientos en cada una de las cinco posiciones de juego, Dallas parte con ventaja. Si en cambio, pesa más la actuación individual de auténticas superestrellas de este deporte, los Heat, que han derrotado a todos y cada uno de sus oponentes en estos Playoffs gracias al talento de sus mejores jugadores, harán lo mismo con los Mavs.

Hay una cosa que sí ya podemos dar por segura: vamos a divertirnos. Y a divertirnos mucho.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.