Fisher a Oklahoma City: traje a medida

Se decía, se contaba, se rumoreaba…

Se afirma, eso sí, que ya ha debutado con los . Se confirma, eso también, que Derek Fisher dará a Oklahoma City algo de lo que a los aspirantes al anillo más les cuesta disponer: un veterano que pueda anotar los big shots.

Los necesitaban rejuvenecer su backcourt y, en el intercambio, mandaron a Houston a un líder dentro y fuera de la pista. Una pérdida que, sin duda, marcará la diferencia para Los Angeles cuando éstos tengan el agua al cuello.

Pero lo que es pérdida para unos es ganancia para otros. Veloz e inteligentemente desvinculado de los , Fisher era simplemente demasiado valioso ahora que se acerca la post-temporada como para permanecer sin equipo, desde que hace unos días se “abrió” al mercado.

Marc Stein (de ESPN) fue el primero en informar, de fuentes próximas al proceso, que tanto Miami como Oklahoma City Thunder eran los equipos que iban en cabeza a la hora de hacerse con los servicios del experimentado jugador. Sabemos también quién no tuvo interés en él. Según Ken Berger (de CBS Sports), Bulls y Celtics lo descartaron a las primeras de cambio, aferrándose a la estabilidad que les proporcionan sus respectivos guards ya en plantilla.

Una cosa está clara: Fisher no iba a entrar en el vestuario de un equipo que no le ofreciera la oportunidad real de ganar un sexto anillo esta misma temporada. Se trata aquí de un jugador al que sólo le queda una bala en la recámara, un intento en sus cansadas piernas. Y ésta es una presión por la que bien merece la pena correr el riesgo si eres una franquicia que puedes ganar el campeonato a mediados del mes de junio.

Nadie va a firmar a Derek Fisher por su defensa o porcentaje de tiro. Ésas eran, principalmente, las deficiencias que hicieron que los Lakers no pudieran permitirse el lujo de tenerle ni un minuto más. Pero no nos equivoquemos, los fans de Lakers consideraban de por sí justamente un lujo contar con un jugador que, al mismo tiempo, llenaba el vestuario de calma y liderazgo de calidad.

Pero es que además, Fisher es un clutch player del nivel de lo que un día fue Robert Horry. Y con los Playoffs mucho más cerca que lejos, un aspirante real lo que quiere es llenar el banquillo de profundidad, versatilidad y preparación mental. Y Fisher garantizaría todo esto a cualquiera de sus pretendientes, pero especialmente a los Thunder, necesitados de un perfil de jugador veterano de máximas garantías desde el banquillo.

O más aún, de un veterano que sepa hacer de cerrar los partidos decisivos, su trabajo más rutinario. Y este es Derek Fisher.

  • Pingback: Bitacoras.com()

  • Guillem

    Estoy de acuerdo en que puede venirles bien a Oklahoma pero no creo que pueda equipararse a Robert Horry como clutch player. O a lo mejor estoy equivocado… ¿Ha metido muchos tiros importantes Derek con los Lakers?

  • Carles Ortiz

    Sí Guillem, más que muchos. Con Lakers y con Utah. Busca en YouTube, hay incluso un TopTen de clutch plays suyo…
    Saludos.