Heat - Knicks, el duelo que todos queremos ver

Heat – Knicks: Un sueño ¿hecho realidad?

Los derrotaron anoche a los Nets en New Jersey. Pero es justo al otro lado del río Hudson donde posiblemente nos espera una eliminatoria en primera ronda de los Playoffs que no hace más que dar la razón a los que pensamos que esta temporada 2010/11 quizá sea una de las más memorables en la historia reciente de la NBA.

A través de La Decisión y nacimiento del nuevo Big Three en Miami, el intento ahora más posible que nunca de 3-peat de los Lakers, Spurs y Mavs haciendo ruido en Texas, la apasionante mejora de los Bulls, la confirmación de los Thunder o el Melo-drama convirtiéndose en el Melo- drama, la NBA ha experimentado en esta regular season un verdadero Renacimiento.

El interés está por las nubes, las audiencias son las más altas desde la creación de la Liga, hay equipos increíbles, historias apasionantes, héroes, villanos, nuevas estrellas y leyendas todavía en activo. Todos, aquí y allí, estamos comos locos por este final de temporada regular e inicio de los Playoffs 2011. Negarlo, sería mentir.

Pero todos estos prados pueden ser todavía más verdes si los Heat encuentran la manera de quedar segundos en el Eastern (ahora los son, solo medio partido por delante de los ) y, entonces, se enfrenten en primera ronda de la post-temporada a los New York Knicks.

Hay datos sobre los que no hace falta especular puesto que ya están ahí: estos nuevos Heat han sido protagonistas de los dos partidos de temporada regular con más audiencia televisiva de la historia de la NBA. 7,3 millones de espectadores vieron el debut del Big Three ante los Celtics en el mes de Octubre, mientras que otros 7,1 sintonizaron el partido de los Heat en la (primera) vuelta de a Cleveland, el pasado 2 de diciembre. Ámalos u ódialos, pero admite que los Heat son fascinantes y, sobretodo, muy, muy buenos para el negocio.

En lo que respecta a New York, sirven las recientes palabras al respecto de Lon Rosen, uno de los más altos ejecutivos de la Liga: “En el deporte profesional americano, en general, las audiencias crecen cuando los equipos de New York tienen éxito”. A lo que uno no puede más que añadir que, de producirse tal enfrentamiento en primera ronda, será muy bueno para el baloncesto, para la Liga y, cómo no, para el negocio que ésta engloba. Es ahora deber de todos el querer que esto suceda y, gracias al últimamente irregular comportamiento de Boston Celtics, está frente a nosotros la oportunidad.

El pasado viernes, los C’s ganaban de 12 puntos en el tercer cuarto de su encuentro ante los Hawks en Atlanta. Acabaron perdiendo. Eso, unido a la sencilla victoria de Miami en Minnesota, hizo subir a los de Florida hasta el segundo escalón de la Conferencia. Con los Knicks anclados en el séptimo, fans, medios, ejecutivos de TV y, seguro, David Stern, no están deseando nada más apasionante que un duelo a siete partidos Heat v Knicks.

Y no es para menos… pues serían éstas unas series que lo tendrían todo: todos los mass media de NY volcados, un país entero odiando (pero siguiendo en masa por televisión) al Big Three, la renuncia de LeBron de jugar para los Knicks el pasado verano, la adquisición de , cinco superestrellas con certificado de autenticidad, el pasado de Pat Riley como knickerbocker… un equipo de nivel anillo contra otro que pretende, en breve, serlo. En definitiva, un (herido pero orgulloso) David contra Goliat.

Y una rivalidad que no es nueva. Lo suficientemente profunda como para traernos a todos a la memoria al bueno de Jeff Van Gundy colgado de la pierna de Alonzo Mourning para evitar una enorme trifulca entre éste último y Larry Johnson en los Playoffs de 1998. Si es que hasta las últimas noticias sobre los Heat y su pretensión de fichar al antiguo center de los Knicks, Eddy Curry, les unen.

Quedan todavía cinco o seis partidos para cerrar la temporada regular pero las cosas pintan bien para que pronto Miami busque alojamiento en algún hotel cinco estrellas del downtown de Manhattan. De sus últimos cinco partidos, los Heat solo se enfrentan a dos franquicias con balance victorias/derrotas positivo, incluyendo a Boston en el American Airlines Arena. Por su parte, los Celtics jugarán cuatro de sus últimos seis encuentros contra ese tipo de equipos, con visitas a Chicago y Miami incluídas.

Todo apunta que, aunque sea por una sola vez, el deseo de todos puede hacerse pronto realidad.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.