Impredecible = Apasionante

A todos aquellos fans de los dispuestos hace pocas semanas a, como mínimo, encadenarse a las puertas de acceso del Staples Center en señal de protesta por los nulos intentos de la franquicia de traspasar a Andrew Bynum por … ¿cómo os sentís ahora?

Y, después de lo ocurrido el pasado lunes en L.A. ante la visita de Orlando, ¿queda alguien que todavía esté contando los días que faltan para que emule a Shaquille O’Neal y abandone los Magic destino La La Land en un par de temporadas?

Como oportuna pero ocasionalmente apunta , “lo importante ayer, puede ser hoy insignificante”. Léase, el gigante de 2’13m y casi 130kg, ha despertado. Y desde que Bynum está a pleno rendimiento, los Lakers han dejado de ser una burla contínua para transformarse, de aquí hasta el final de temporada, en un equipo que golpea a todos sus rivales allá por donde se los encuentra.

Lo peor ya ha pasado para los angelinos (seguidos, partidos en San Antonio, Atlanta, Miami, Dallas y ante Orlando, con cuatro victorias), y ahora llegan nueve de sus últimos trece encuentros en casa, con tan solo una salida complicada (Portland).

Y los románticos de esto también tienen aquí un dato para el análisis: Temporada ’99-’00, balance de los Lakers post All-Star: 30–4, y anillo de campeones. Temporada ’08-’09, balance de los Lakers post All-Star: 23–7, y también anillo en el mes de Junio. Temporada actual, balance de los Lakers post All-Star: 11–1, por el momento. No hay dudas, la regular season parece que cada día sobra más para Los Angeles, que sabe mejor que nadie a partir de cuándo hay que estar al máximo nivel. Y el momento, rivales del Oeste y del Este, ha llegado.

Porque si hay algo que nos ha enseñado esta temporada regular es que absolutamente todo es sujeto de variar. ¿No era ni hace dos semanas que los tenían el camino llano hacia la primera posición del Eastern?, ¿O cuando los no generaban dudas?, ¿O quizá cuando, con el traspaso de Melo a New York, los pelearían por la última plaza que da acceso a Playoffs en el Western al tiempo que los eran ya claros candidatos al título?

Sirve esto para anunciar a toda página que estos serán uno de los Playoffs más abiertos (aquí sirve también, “apasionantes”) de los últimos tiempos. Consecuencia simplemente de venir cronológicamente después de esta inolvidable regular season. Porque, ¿cuántos de nosotros hubiéramos apostado en el mes de Octubre que y Spurs podrían llegar a comandar sus respectivas Conferencias?. No hay más preguntas.

Pero sí algunas muestras más de lo teóricamente inexplicable de este año. Denver no solo es un equipo más comprometido en defensa desde que Carmelo Anthony cogió sus cosas y se fue a la Gran Manzana, no. Resulta que, ofensivamente, no solo son más efectivos sino, lo que es mejor, mucho más impredecibles, obteniendo como resultado de todo ello nueve victorias en los primeros once encuentros sin Melo y por un margen medio de 17.3 puntos.

Están también los casos de Oklahoma City o Portland. Los esperan también experimentar una explosión de buenas sensaciones desde el debut de su nuevo center titular, . Casi como los creen que la rápida adaptación de un jugador tan versátil como traerá este mismo curso frutos bien sabrosos.

Este año más que cualquier otro, hay muchos y muy buenos equipos listos para dar la campanada, así que, al menos, podemos esperar una primera ronda donde las grandes franquicias se vean severamente acorraladas, antes de que ello, de superarlo, les haga mucho más fuertes cara a las rondas finales. ¿O no es lo que sucedió con los propios Lakers en la temporada pasada?


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.