Tras el oro en el Europero, llega una temporada decisiva para Calderón

Jose Calderón: la mejora que viene

Con la medalla de oro del EuroBasket de Lituania todavía con olor a champagne tras un campeonato discreto y una final más que notable, Jose Calderón sigue siendo un jugador que posee grandes fortalezas en muchos de los aspectos del juego. Desafortunadamente, sin embargo, tiene también un buen número de evidentes debilidades. La principal de ellas es, sin duda, su poca agresividad defensiva, especialmente en el uno contra uno. Pero el nuevo entrenador de los Toronto , Dwayne Casey, es el elegido para dar con la solución en este aspecto y poder sacar así el máximo rendimiento de un jugador a menudo injustamente ignorado por demasiada gente.

Porque ofensivamente, Calderon está infinitamente infravalorado. Puede penetrar a canasta a pesar de su ligera falta de rapidez, sabiendo abrirse fuera cuando es requerido. Acaba muy decentemente cada vez que está cerca del aro y raramente toma riesgos innecesarios. Por no hablar de sus habilidades en el pase, de todos conocidas pero no por ello menos increíbles. Siempre entre los mejores de la NBA en este aspecto, Calderon promedió en la temporada 2010-11 8.9 asistencias por partido, colocándose quinto en el ránking de la Liga, y no perdiendo jamás de vista que es, de largo, el que peor compañía tiene de entre sus cuatro compañeros de pista, comparado con los cuatro bases que le preceden en esa lista.

Pero la estadística que más deslumbra de su rendimiento en pista es incluso otra, la del ratio de asistencias por pérdida, muy valorable en un director de juego. Ahí Calderón promedió la pasada campaña 4.09 asistencias por pérdida, pues solo perdió 2.2 por partido. El único jugador con mayor balance en esa determinante faceta que el extremeño no es otro que , a quien muchos consideran sin duda el mejor base de la NBA y de sobras conocido por su gran visión de juego.

Pero asistir no es la única gran habilidad de Calderón, pues es un excelso tirador de tiros libres, al tiempo que presenta una efectividad porcentual desde la línea de tres puntos digna aquí también de mención. Además, esta temporada habrá en Toronto muchos jóvenes y talentosos jugadores con los que será más sencillo desarrollarse y progresar juntos. Destacarán el florecer definitivo de o , cuyas sólidas progresiones harán más fácil el trabajo de Jose.

En lo que a su principal debilidad se refiere, Jose Calderón lleva tratando de mejorar su defensa desde que llegó a la NBA sin demasiado éxito. Aún con ello, es capaz de robar 1.2 balones por partido (su registro de la pasada regular season), aunque casi siempre más gracias a la anticipación en el pase rival antes que al robo en la defensa uno contra uno.

Uno no puede más que alegrarse por la contratación de Dwayne Casey como nuevo head coach de Toronto Raptors, pues se espera que sea capaz de dar una vuelta de tuerca al hasta ahora flojo nivel defensivo de la franquicia canadiense. De poder hacerlo, al menos, los fans de los Raptors tienen motivos para estar esperanzados. Después de todo, Casey ha sido el elegido por Toronto específicamente por su habitual destreza y preparación de las defensas. Si con ello Calderón consigue ser una poco más agresivo en su defensa de perímetro y limitar así el gran número de ocasiones en que su point guard rival consigue penetrar con cierta facilidad, el equipo que él suele dirigir en pista se verá más que beneficiado de esa pequeña transformación.

Porque por el resto, el infravalorado Jose Calderón es sobradamente capaz de anotar 15 puntos y repartir 10 asistencias por partido, lo que le colocaría directamente en la lista de mejores bases de la Liga. Si además, con Casey, consiguiera convertirse en un defensor simplemente de nivel medio, podría tener un drástico impacto con claras consecuencias en forma de éxitos en la temporada de los Toronto Raptors que está por venir.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
  • Pingback: Bitacoras.com()

  • Juanfra

    Aunque casi siempre coincido con tus comentarios, el hecho de definir sistemáticamente a Calderón como un mal defensor no me parece del todo acertado. Su intensidad defensiva durante este Eurobasket ha sido mucho mayor que su aportación ofensiva, realizando un enorme despliegue frente a estrellas como Parker, el que, a pesar de anotar muchos puntos en la final, no se le vio cómodo en ningún momento del partido. Además, creo que una de las mayores virtudes de Jose es su capacidad de penetración, apoyada en un físico tremendo y una gran visión para doblar el balón. En su debe particular mencionaría la inconsistencia y falta de confianza que ha mostrado en estos últimos meses. Un jugador de su talento debe estar siempre motivado para enseñarle al mundo que forma parte de la élite del basket profesional. Un saludo