Lakers: el drama de los tiros libres

El pasado martes los perdieron en casa por dos puntos de diferencia ante Indiana. Los Pacers fueron uno de los mejores equipos de la Liga la temporada pasada y, en ésta, tratan todavía de encontrar su camino con un Danny Granger lesionado aún por varios meses. Así que, en un escenario normal, ese partido debería figurar en la columna de victorias de Los Angeles.

Pero pocas cosas “normales” tuvo ese choque. Incluso con los 40 puntos de un con síntomas febriles, los Lakers tuvieron incontables ocasiones de poner su balance de victorias/derrotas por encima del 50% (8-7). Pero el principal motivo por el que no lo consiguieron, se encuentra en su atroz porcentaje de acierto desde la línea de tiros libres. 23 de 43, léase, un 53,5%.

Bryant y se salvaron de la quema, con un 17 de 19 en tiros libres entre los dos. Entre , , y lanzaron el resto de 24 intentos, convirtiendo tan solo 6. Más allá del 3 de 12 de Howard, los otros tres jugadores arriba mencionados terminaron cada uno con un pobre 1 de 4.

Bucear por basketball-reference.com te permite saber que desde la temporada 1985-86, ha habido nueve equipos que hayan tirado al menos 43 tiros libres en un partido convirtiendo 23 de ellos o menos. Cinco de esos nueve equipos ganaron su partido, pero ninguno de ellos acompañó su terrible porcentaje desde la línea de tiros libres con un porcentaje tan bajo también en tiros de campo como el 31,6% que registró el boxscore de Lakers ante Indiana el martes.

En este sentido, el “factor Howard” lo explica la citada web mostrándonos que desde que Dwight Howard cumplió los 21, sus equipos siempre han terminado en el 27º lugar (o peor) en la clasificación global por equipos en lo que a porcentaje de tiros libres se refiere. El 66,8% que acumulan los púrpura y oro en esta campaña les tiene penúltimos (puesto 29), tan solo por delante de Denver Nuggets, y el problema radica en que Howard está lanzando un tercio de los tiros libres totales de su nuevo equipo. Dicho de otra forma, su sola presencia en pista hace del acierto de sus compañeros en tal faceta algo imprescindible.

Pero es que, para más inri, resulta que, comparado con sus porcentajes anteriores, el 47,8% de acierto que lleva Dwight Howard en los tiros libres esta temporada es preocupantemente bajo. En seis de sus ocho anteriores campañas en Orlando, Howard estuvo por encima del 59% en este luctuoso apartado.

Kobe, Gasol y World Peace tienen buenos registros en su currículum de acierto desde el tiro libre. El 87,1% de Bryant este año es la mejor marca de su larga carrera, como lo es el 75,9% que en esta regular season acumula Pau Gasol de la suya, y como lo es el 75,0% de Metta Worls Peace de la suya (si no contamos el 92,2% que registró el entonces Ron Artest en los solamente siete partidos que jugó en la temporada 2004-05). Y del resto de componentes del roster laker, hablamos de, como mínimo, un 63,2% de acierto en los tiros libres este año de aquellos jugadores con un significativo número de intentos.

Pero algo falla cuando, aún con la hipótesis de un Howard anotando un 58,5% de los tiros libres intentados este curso (su porcentaje medio de lo que lleva de carrera NBA), los Lakers tan solo ganarían un puesto en la clasificación de acierto en ese aspecto por equipos, situándose los vigésimo octavos.

La pregunta ya resulta inevitable: ¿pueden los Lakers ganar el anillo con tal desastroso porcentaje en tiros libres?

En los últimos 20 años, de rareza puede considerarse encontrar un equipo campeón con tal pobre porcentaje de acierto desde la línea de personal. De hecho, de media, los campeones de la NBA en las dos últimas décadas se sitáun en la posición número 17 de entre los 30 equipos de la Liga en acierto desde el tiro libre. Tim Duncan (en sus inicios) o Shaquille O’Neal protagonizaron alguno de los peores registros, pero, sinceramente, Howard no es hoy lo que un día fueron TD o Shaq. Y de los últimos cinco campeones del anillo, precisamente los Lakers de 2009 fueron los que promediaron un peor porcentaje de acierto en tiros libres y, aún así, eran el 14º mejor equipo de la competición en tal aspecto aquella temporada.

Existe un clavo ardiendo al que agarrarse todavía en Los Angeles, y es creer que el 90,4% en tiros libres que atesora en su dilatada carrera hará crecer el porcentaje laker cuando éste regrese a las canchas. Pero hacer notar aquí que Nash jamás ha lanzado más de 4,1 tiros libres por partido en su carrera una temporada (su media, en realidad, no llega a los tres intentos por noche), es algo más que un matiz relevante. Ayudará, claro, pero no va a curar la epidemia.

Pocas cosas imposibles en este deporte, y tampoco que los Lakers acaben ganando el campeonato con tan horroroso acierto desde la línea de personal; pero la historia y su traslación estadística indican más bien lo contrario de continuar con este drama.

(NOTA: Datos estadísticos previos al partido ante Denver de ayer viernes)


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
  • Jose

    Eh que Howard en el partido de esta madrugada metió un triple.

  • De nuevo, excelente artículo Carles. En cuanto a la información del artículo, mi opinión es que los tiros libres son algo que se puede practicar y mejorar, con lo cual, pondría a todo el equipo a tirar libres en cada entrenamiento.

    Este año Howard lleva un 47% en tiros libres. Curiosamente, lleva un 14% menos de acierto en tiros libres que en tiros de campo. Me parece que con ese porcentaje muchos partidos igualados acabarán decantandose por el equipo rival.

    • Carles

      Muchas gracias Rajon Rondo.
      Pronto un artículo sobre tu nickname :)
      Saludos.

      • des de ya estoy esperando ese artículo… jaja

  • Antonio

    Grande Carles (como siempre).

    Si no importa dejo aquí un poco de spam: Los Warriors enlazan ya 7 victorias en sus últimos 9 choques para un balance total de 10-6 que les coloca cuartos del Oeste, sólo por detrás de San Antonio, Oklahoma y Memphis. Conoce a este roster tan joven y con tanto potencial. http://cuandoelbalonquema.wordpress.com/2012/08/21/el-ano-del-despegue/

    • Carles

      Agradecido Antonio.
      Un abrazo.

  • huber

    Coincido contigo Carles. Este año los Lakers parten con un hándicap todos los partidos de -8 puntos más o menos por partido.Por eso cuando ganan es de paliza (ver el artículo del +- de Matraco) y cuando los finales son ajustados las probabilidades de derrota son tan altas. Un equipo que en el clutch time tiene un 60% en acierto en los libres es presa fácil para la defensa del rival. Basta con hacer falta en cuanto Bryant suelte el balón…

    De todas formas, queda mucha liga (cada vez menos) y espero que los Lakers vayan de derrota en derrota hasta la victoria final :-)

    Go Lakers!!!

    • Carles

      Miami empezó 9-8 en el estreno del Big Three en 2010 y, tras aquello, dos finales de dos posibles y un anillo. Veremosqué pasa con el 8-9 actual de L.A. Lakers.
      Un abrazo, Huber.