Las promesas del Draft 2016: del 11-20

Aquí estamos en este segundo día de sprint con otro cofre cargado de algunos miembros de lo más interesante de esta promoción. No olvidéis que pinchando sobre el nombre en azul de cada jugador, seréis redirigidos a un vídeo donde podréis ver algunos de los mejores momentos del espécimen seleccionado. Sin más dilación, al lío. Para visitar las posiciones 21-30 pinchad aquí.



Taurean Prince

Previsión: NBADraft (30º), DExpress (20º) 

Fecha de nacimiento: 22 de agosto  de 1994 (edad 21), San Marcos, Texas, USA

Estatura: 2,00 m



Peso:  100 kg

Procedencia: Universidad de Baylor

Posición: Alero

Comparación: DeMarre Carroll



Tiene toda la cara de Tony Snell, luce el mismo peinado que lucía —cuando llegó a la NBA— Tony Snell, juega en la misma posición que Tony Snell y hasta en su forma de jugar se dan varios elementos que también me recuerdan a Tony Snell. Pero hasta aquí. Démosle a Taurean Prince la oportunidad de ser Taurean Prince y escribir su propia historia.

Por ahora y de partida, brazos largos, gran desplazamiento lateral, sobresalientes condiciones físicas y un gran instinto defensivo que le permite además marcar con efectividad jugadores más pequeños y veloces del perímetro.

Prince es un jugador de equipo perfecto. No lo ficharían los Harlem Globetrotters por su asombroso manejo del balón, pero si necesitas un jugador capaz de aportar en ambos lados de la pista, se maneje con espacios desde la línea de tres (40% en 3,9 intentos por partido) y rebose a intangibles, puede que Prince sea tu hombre.

Ivica Zubac

Previsión: NBADraft (27º), DExpress (21º) 

Fecha de nacimiento: 18 de marzo  de 1997 (edad 19), Mostar, Bosnia Herzegovina

Estatura: 2,16 m

Peso: 116 kg

Procedencia: Mega Lex (Liga serbia)

Posición: Pívot

Comparación: Nenad Krstic

Hasta hace unos meses compañero de equipo del ayer analizado Ante Zizic, en el Cibona Zagreb. Dificultades económicas de club para pagar su ficha, hicieron que éste emigrara a la liga vecina.

Zubac es una porción de presente y un “todo” latente y pendiente de eclosionar. Las perspectivas son muy optimistas. A sus 19 años ya demuestra un gran conocimiento de la defensa, supliendo un físico nada especial con uno de los mejores timings en alguien de su edad. Es un buen finalizador, condición que mejorará todavía más cuando desarrolle su musculatura. Va añadiendo paulatinamente movimientos a su juego, y ya da visos de una visión de juego que puede hacer daño a las defensas “sin zona” de la NBA.

Buen taponador, fiable reboteador y sólido rebañando un buen número de capturas ofensivas. El único miedo en torno a este jugador no se cierne sobre su baloncesto, sino sobre su tren inferior. Dos lesiones serias en los dos últimos años (pie y rodilla) hace que siempre recorra un ligero escalofrío en la espalda de los directivos sabiendo cuan peligrosas son este tipo de afecciones en jugadores que rebasan los 2,10 metros.

Aunque corre decentemente la pista, su impacto se produce realmente bajo los aros, siendo bastante inofensivo en cuanto se aleja tres o cuatro metros de los tableros… por ahora.

Cheick Diallo      

Previsión: NBADraft (21º), DExpress (18º) 

Fecha de nacimiento: 13 de septiembre de 1996 (edad 19), Kayes, Malí

Estatura: 2,05 m

Peso: 100 kg

Procedencia: Universidad de Kansas

Posición: Ala-pívot

Comparación: Kenneth Faried

El maliense es claramente una apuesta de futuro. En el periódico de mañana no esperes leer de él que ha liderado una brutal actuación ofensiva, más allá de realizar algunos mates y capturar un par de alley-oops. Sin embargo, los scoutings lo encuadran en la sección de descapotables: no tiene techo.

El McDonald’s All-American Game MVP de 2015 es un todocanchista. Ya demuestra buenas aptitudes como defensor, especialmente como taponador. Sin ser un gran saltador se encuentra cómodo en el aire y tiene un cierto poder intuitivo para el rebote. Trabaja día a día en sus jump shots, buscando añadir mimbres a su esqueleto de jugador.

Su inteligencia en la toma de decisiones en pista aún está lejos de lo esperado para marcar diferencias como referencia en estático. Su año ha estado por debajo de las expectativas en cuanto a minutos de juego, y su altura es escasa para el rol que quiere desempeñar en el parquet. Y a pesar de todo esto, cada vez que ha saltado a la cancha, cada minuto jugado, no ha aparado de aportar. Su deseo por agradar, por conquistar y por evolucionar, le hacen multiplicarse en pista, en busca de una mejor oportunidad.

Malachi Richardson  

Previsión: NBADraft (20º), DExpress (17º) 

Fecha de nacimiento: 5 de enero de 1996 (edad 20), Trenton, Nueva Jersey, USA

Estatura: 1,98  m

Peso: 90,7 kg

Procedencia: Universidad de Syracuse

Posición: Escolta

Comparación: Rashad Vaughn

1,98 metros, juega de escolta, exquisita elegancia en sus movimientos. No, Kobe Bryant —aún duele al decirlo— ya está retirado. Y Malachi no es Kobe, aunque también parece que será elegido entre los puestos 10 y 20, como él. Pero dejemos de soñar, Kobe solo hubo y habrá uno. Pies a tierra. Sigamos.

Maneja con gran destreza sus brazos largos de primate. Es un versátil anotador, productivo en el tiro tras drible así como en catch & shot; y tampoco conviene dejarle respira cuando entra en calor desde la línea de tres. Apasionado de los aclarados, no rehuye tampoco el contacto cuando se adentra en la pintura.

Y si pensabais que su “debe” estaba en la defensa os equivocabais. Esos largos brazos de los que os hablaba los combina estupendamente con un gran sentido de la anticipación, lo que le hace idóneo para cortar pases, forzar faltas en ataque y precipitar pérdidas de balón del rival.

Por supuesto tiene cosas a mejorar. A veces entra en dinámicas negativas de cara al aro, especialmente por su paupérrima selección de tiro, y debe aprender a redirigir su juego en esos momentos — ¿seguro que no hablamos de Kobe?—. Su potencia física tampoco es nada del otro mundo, y también debe trabajar en su manejo del balón. Aún así, y lo comido por lo servido, prometedora carrera de explotar la de este jugador que, tras su año freshman, no ha dudado en lanzarse de cabeza al draft y, por lo visto y previsto, se quedará al borde de ser todo un lottery pick.

Furkan Korkmaz        

Previsión: NBADraft (16º), DExpress (23º) 

Fecha de nacimiento: 24 de julio de 1997 (edad 18), Bakırköy, Estambul, Turquía

Estatura: 2,00  m

Peso: 83 kg

Procedencia: Anadolu Efes (Liga turca)

Posición: Escolta

Comparación: Gordon Hayward

Nacido para anotar. El sueño de casi cualquier entrenador para encabezar su ataque. Abarca prácticamente todas las facetas de la ofensiva. Su tiro es sencillamente excepcional. En el pasado mundial sub-19 encestó la mitad de lo que tiró (50%), algo muy a destacar tratándose de un escolta tan proactivo.

Sin ser un gran atleta, su envergadura le permite finalizar las jugadas con soltura, así como mates fáciles en transición. Decir que sabe crearse sus propios tiros es más quizás por su capacidad para hacer “chof” desde casi cualquier zona del campo más que por su drible y dibujar una senda despejada.

Pocas cosas a mejorar, excepto la clásica carencia de musculatura del jugador blanco europeo —y aquí hablamos de casi un adolescente— respecto a la genética de los nacidos en Norteamérica. En cuanto lo haga será algo más que un estorbo en defensa, donde ya pone en más de un apuro a sus marcajes gracias a su pirámide de fundamentos.

Este año ya ha hecho sangre en la Euroliga, demostrando una precoz capacidad de liderazgo y siendo uno de los siete jugadores menores de 19 que ha visto en la competición europea algo más que los minutos de la basura. Muchas expectativas rodean a este diestro mozalbete.

Timothe Luwawu              

Previsión: NBADraft (19º), DExpress (14º) 

Fecha de nacimiento: 9 de mayo de 1995 (edad 21), Cannes, Francia

Estatura: 2,00  m

Peso: 93 kg

Procedencia: Mega Leks (Liga serbia)

Posición: Escolta/Alero

Comparación: Thabo Sefolosha

Os suena el equipo, ¿verdad? Colega de vestuario del arriba descosido, Ivica Zubac, este francés de 21 años enlaza a la perfección la zona interior con la perimetral. Hasta ahora ha brillado sobre todo por sus condiciones físicas, pero parece que su evolución no se estanca y en esta última temporada le hemos visto añadir al carrito de la compra varios movimientos interesantes en ataque. Le encanta chocar con el adversario y forzar el 2+1. Se encuentra cómodo en la suspensión, mostrándose fiable tanto en tiros de media distancia como desde la marca de tres. Veloz primer paso. Su estilo de juego encaja en lo que es hoy la NBA.

A mejorar, su rutina de gimnasio. En cuanto desembarque en América su tabla de entrenamiento irá dirigida a ensanchar sus hombros, de los cuales ahora se le resbala hasta la mochila. En otro apartado están sus tiros libres, y es que su capacidad para el ‘and one’ queda emborronada con su 66% desde la línea.

Tiene potencial para ser un buen defensor, y la ética de trabajo está de su parte. Apunta a jugador muy completo, y justo por eso aparece en la zona alta de las quinielas.

Dejounte Murray               

Previsión: NBADraft (15º), DExpress (15º) 

Fecha de nacimiento: 19 de septiembre de 1996 (edad 19), Seattle, Washington, USA

Estatura: 1,96  m

Peso: 77 kg

Procedencia: Universidad de Washington

Posición: Base/Escolta

Comparación: Shaun Livingston/Jamal Crawford

Combo guard de formidables habilidades técnicas. Eso sí, un plato de lentejas urgente para este chico, por favor. Ha superado todas las expectativas en su primer año, promediando 16 puntos, 6 rebotes y 4,5 asistencias Pero ha sido el timón de un equipo sin galeotes. Sorprendió lanzándose a la piscina del Draft en marzo, sin comprobar antes si contenía agua en su interior. Su exceso de autoconfianza no le ha dado la espalda.

Carente de un gran —ni mediano— físico que le permitan atacar el aro con garantías, Murray depende en altas dosis de su lanzamiento y su eléctrica habilidad. Si recordáis al Livinsgston de sus primeros años o a este Jamal Crawford que no se entera de que ya le toca envejecer, sabréis de qué clase de driblador estamos hablando. De esos que al encararte te provocan lumbago y al sortearte te hacen sentir que tu espalda está hecha de madera.

Además tiene herramientas para convertirse en un buen defensor —largas extremidades y manos prestas al robo—. Y esas mismas virtudes le permiten asistir a sus compañeros con pases por alto, así como compensar su “escaqueo” al contacto en las penetraciones con elevadas bandejas. Una gozada verle con el balón. Como dicen los americanos, un jugador ‘flashy’; de relumbrón.

Deyonta Davis                         

Previsión: NBADraft (13º), DExpress (16º) 

Fecha de nacimiento: : 2 de diciembre de 1996 (edad 19), Muskegon, Míchigan, Estados Unidos

Estatura: 2,10  m

Peso: 108 kg

Procedencia: Universidad de Michigan State

Posición: Ala-pívot

Comparación: Etan Thomas

Un 4×4. Deyonta es ya un fornido rectángulo que dispone de la materia prima para incrementar su área en los próximos años. Es un ‘4’ poderoso, cargado de vigor, y al mismo tiempo ágil y plástico.

Ya es una realidad como taponador y marcador de jugadores exteriores, pero en la parte contraria solo se encuentra en la mitad del engranaje. Un gran primer y segundo salto que le permiten acabar muchas jugadas pero por ahora poco más. Sus recursos al poste son escasos —piropo—, pero se le atisba cierto potencial. Eso sí, da gusto verle cabalgar al contraataque.

Idóneo para el small ball, ya que puede jugar tanto de ala-pívot como de center en un quinteto de pequeños. Su mayor o menor éxito en la NBA dependerá mucho de sus ganas de rellenar los agujeros que ahora son sus debilidades. Anoche le pasé el número de Hakeem; el resto ya es cosa suya.

Wade Baldwin IV                            

Previsión: NBADraft (14º), DExpress (12º) 

Fecha de nacimiento: 29 de marzo de 1996 (edad 20), Municipio de Hillsborough, Nueva Jersey, USA

Estatura: 1,93  m

Peso: 91 kg

Procedencia: Universidad de Vanderbilt

Posición: Base/Escolta

Comparación: Luther Head/Eric Bledsoe

Al más puro estilo Westbrook, Baldwin no conoce el miedo a la hora de embestir contra el aro enemigo. Feroz en sus internadas, resulta casi incontenible cuando encuadra su objetivo. Un tren superior muy desarrollado le hace atreverse con casi todo.

En otro ramo, este guard cambia la potencia por la sedosidad cuando de desprenderse del balón ‘from downtown’ se trata. Supera el 40% desde el triple en sus dos años universitarios. Pierde enteros cuando la línea de tiro no es limpia, por ello ha aprendido a encontrar al compañero mejor posicionado, logrando que el juego fluya siempre que éste pasa por él.

Posee un gran IQ, decantándose casi siempre por la mejor opción. Sin embargo, se muestra más suelto jugando de escolta. Las dudas a veces se ciernen sobre él si debe encargarse de la distribución desde el inicio. Hace su mejor papel cuando el balón ya está en circulación.

En esta tesitura, su poderío físico está pendiente de ver si puede esperar a ciertas dotes de dirección. De combinar ambas, estaremos hablando de un auténtico dominador del backcourt en los próximos años.

Skal Labissiere                               

Previsión: NBADraft (17º), DExpress (11º) 

Fecha de nacimiento: 18 de marzo de 1996 (edad 20), Puerto Príncipe, Haití

Estatura: 2,13  m

Peso: 98 kg

Procedencia: Universidad de Kentucky

Posición: Ala-pívot/Pívot

Comparación: Channing Frye

De una complexión y atractivo que me recuerda a Brandan Wright, este haitiano tiene un vuelo similar al ex de los Grizzlies que lo convierten en una auténtico predador para esos balones que buscan dueño cerca del círculo naranja. Muy coordinado para su altura, cruza la cancha con rapidez y seguridad, siempre con sus manos listas y preparadas para finalizar la jugada.

Y ahora el elemento diferencial que lo hacen un jugador tan apetecible: su rango de tiro. Un lanzador peligroso independientemente desde donde sus zapatillas despeguen del suelo. Se encuentra absolutamente cómodo lanzando desde la bombilla. De hecho, le gusta a menudo recibir de espaldas y darse la vuelta para encarar a su oponente y acto seguido —muy a lo Carmelo— botar y elevarse en suspensión. Pero tampoco se corta desde el triple, ni siquiera desde intentos de nueve metros, donde ya ha demostrado en algún entrenamiento que es capaz de enlazar una buena serie de ellos.

Pero tampoco lancemos las campanas al vuelo. Porque su año en Kentucky —quizás debido a unas expectativas algo desmesuradas— ha sido un tanto decepcionante. Su falta de kilos siempre es un problema en una competición donde, desde muy jóvenes, el físico impera; y también está bastante seco de movimientos al poste, pues, a pesar de su altura, le cuesta ganarle la partida a su marcador. El equipo que se decante por él deberá ser paciente y no exasperarse cuando no consiga resultados inmediatos. Labissiere es un trozo de carbón, que si se pule con mimo puede convertirse en diamante.

¿Denzel Valentine?                                       

Previsión: NBADraft (18º), DExpress (22º) 

Fecha de nacimiento: 16 de noviembre de 1993 (edad 22), Lansing, Míchigan, USA

Estatura: 1,98  m

Peso: 95 kg

Procedencia: Universidad de Michigan State

Posición: Escolta/Alero

Comparación: Danny Green/Greivis Vasquez

Efectivamente, nos salimos del mapa. Con éste estaríamos ante el undécimo jugador analizado de hoy. Pero como anunciamos en la presentación de ayer, estamos prestos a incluir cualquier jugador que emerja a última hora con un hype inesperado. Aunque en este caso se trataba justo al contrario. Sobre si excluir o no. Y es que una pésima noticia hecha pública esta misma semana ha hecho tambalear el futuro inmediato de Valentine y me ha hecho dudar si podría caer fuera de la primera ronda. Pero debido a que su nombre ha sido una constante en los puestos altos, ocurra finalmente lo que ocurra, merece, aunque sea en un compartimento especial, nuestra atención.

Valentine no es rápido, no es grande, no tiene una defensa que quite el hipo y a sus 22 años no se le imagina ya demasiado potencial. ¿Qué es entonces el jugador de Michigan? Es un líder. Y un magnífico —pero magnífico— pasador. Esta listo de sobras para tener un impacto inmediato en la NBA, más, probablemente, que ningún otro de esta promoción.

Denzel ha sido el único capaz en toda la historia computarizada de las Universidades americanas (los 30 últimos años) en promediar al menos 17 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias por partido. Posee una visión de juego fuera de lo común, y casi podríamos afirmar que exhibe el IQ más alto de todos los que se presentan al Draft. Termina su carta de presentación presumiendo de muñeca, siendo una de las más mortíferas en las larga distancia de nueva la camada.

Un auténtico jugador de baloncesto… cuya carrera pende de un hilo. Es escuchar la palabra “cartílago” y “rodilla” y ya temernos lo peor. De acuerdo precisamente con informes de NBADraft.net, Valentine podría tener dañados los cartílagos de ambas rodillas, en una degeneración similar a la que padeció , una de las carreras más prometedoras de la historia precipitadamente truncada.

Al parecer su rodilla derecha es un desastre que amenaza realmente con empujar a las llamas su biografía NBA. Los avances médicos en materia de regeneración ósea, muscular etc. no paran de sucederse día a día, y Valentine podría tener perfectamente una larga y exitosa carrera profesional como jugador de baloncesto. Pero la incertidumbre pasa factura, y hay muchos equipos que preferirán apostar sin riesgo.

Pero dicen los últimos titulares que habrá uno que no. Que donde hondea el ‘Celtics Pride’ están dispuesto subirse a este navío cargado de pólvora y explosivos. Los Boston Celtics cuentan en su haber con el pick 16ºVeremos si miran a Valentine, y deciden hacer all-in.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.