Anotar mucho en la pintura no es señal de eficiencia ofensiva

Los puntos en la pintura están sobrevalorados

Los puntos en la pintura son uno de los criterios más básicos y sencillos para medir la eficiencia en el baloncesto. Como es lógico, los mejores tiros que un jugador puede realizar son aquellos que más alta probabilidad de éxito (léase, canasta) tienen (o aquellos con una mayor recompensa, como los tiros de tres puntos), y ningún intento tiene más posibilidades de convertirse en anotación que aquellos que se hacen cerca de la canasta.

La zona (o pintura, como lo llaman en la NBA) es, así, esencialmente, un indicador espacial de eficiencia, y la regla de los tres segundos parece que así lo atestigua. El mensaje que lleva implícito tal reglamento no es otro que como la pintura es la zona de más eficiencia anotadora, debe ser ilegal para cualquier jugador de ataque permanecer en ella por más de tres segundos consecutivos. Pues incluso ocupando tal espacio sin balón concede una ventaja injusta.

Con todo esto en mente, los puntos en la pintura se han convertido ya en un criterio evaluativo común. Se dice a menudo que los equipos ganan o pierden ciertos partidos por haber anotado un cierto número de canastas en la zona o por no haber sido capaces de hacerlo. En realidad, es un elemento intuitivo que ya es algo convencional en el baloncesto.

Pero existe un pequeño desliz al que normalmente nadie atiende: estadísticamente, anotar muchos puntos en la pintura no tiene una correlación demasiado fuerte con una actuación ofensiva eficiente.

El caso más deslumbrante de esto último viene de las franquicias que esta temporada encabezan el ranking de equipos con más puntos en la pintura. En él, Clippers (45,5 puntos en la pintura por partido), Raptors (45,3) y Kings (44,9) están entre los cuatro primeros. Respectivamente, esos tres conjuntos ocupan los lugares 22º, 21º y 25º en eficiencia ofensiva, a pesar de anotar más en la zona que casi cualquier otro equipo en la Liga. La pregunta aquí se desarrolla sola: Si los puntos en la pintura fueran realmente una medida esencial de éxito en ataque, ¿estarían sistemas ofensivos tan ineficientes arriba del todo de la lista?.

La visión antagónica de ambos ratios no ofrece una versión distinta. Dallas (35,7), Miami (37,2) y Orlando (37,9) son tres de los últimos seis equipos de la NBA en lo que a puntos en la zona por partido se refiere. Curioso, cuando se trata, también, de tres de las mejores diez franquicias en lo que a puntos por posesión (léase aquí, eficiencia ofensiva) se refiere. Si existe, como a menudo parece, un umbral relativo a la gran importancia de los puntos en la pintura a la hora de ganar partidos, estas tres franquicias parecen haberlo sorteado.

Así que, quizá, siempre contando con la existencia de excepciones a la norma convencional, el argumento que se sustenta en la importancia de los puntos en la pintura no sea tan fiable como herramienta de valoración. Lo que sí siguen haciendo los puntos en la pintura es ofrecer una descripción del estilo por el que los equipos tratan de anotar sus puntos. Nos encontramos, pues, ante un factor diferenciador, y no uno de medidor.

Los equipos de la NBA tienen éxito o fracasan en ataque por una amplia variedad de razones, pero la anotación en la pintura no es más que una de ellas. Dallas y San Antonio anotan eficientemente mediante una muy buena selección en el tiro exterior. Oklahoma City y Miami suelen producir mucho en ataque mediante el gran número de ocasiones que se presentan en la linea de tiros libres. Houston cuida más la posesión del balón que ningún otro equipo y los Lakers, ahora en su mejor momento, simplemente atacan excepcionalmente bien.

La excelencia en el ataque es un objetivo universalmente deseado, pero los caminos para tratar de lograrla son numerosos. El cómo un equipo logra anotar es, esencialmente, una cuestión de estilo y, lo que es más importante, una cuestión personal. Los equipos anotan principalmente como pueden; y, a pesar de que algunos conjuntos han triunfado mediante la maximización de sus puntos en la pintura, no puede considerarse ésta una medida definitoria para evaluar la eficiencia ofensiva de un equipo.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.