Veteranía v Juventud en el pointguard

Mavs-Thunder: Aires de cambio en el lejano Oeste

Algo más de 330 kms por la Interestatal 35 en casi tres horas y media de conducción separan a Dallas de Oklahoma City. Medir la distancia entre las dos franquicias NBA de ambas ciudades no es, sin embargo, tan sencillo. Como tampoco encuadrarlas en el mismo espacio de tiempo, pues se podría decir que Mavs y tan solo han sido contemporáneos en la clasificación final de la recientemente terminada regular season.

Los veteranos ya han pisado territorio Playoffs durante la mayor parte de la última década, llamando incluso a las puertas del anillo en 2006, con mucha variedad en lo que a los miembros de las distintas plantillas se refiere. Mientras tanto, los Thunder acuden a su cita con la post-temporada tan solo por segunda vez (consecutiva) desde que dejaron Seattle para establecerse en Oklahoma City, aunque éstas son las aguas más profundas en las que su talentoso grupo de jóvenes jugadores haya nadado jamás. Unos están cuando ya no se les esperaba; los otros quizá hayan llegado demasiado pronto.

Poco importa, los dos se presentan a la valiosa candidatura de Campeones de la Conferencia Oeste 2010-11. No poca cosa. Un duelo que evoca una mirada única tanto al pasado (Mavs), al presente (quien quiera que llegue a las Finales), y quizá al futuro (Thunder) de la élite en el Western.

Ni los todavía dos veces consecutivas campeones Los Angeles ni los líderes de la Conferencia Oeste San Antonio han aguantado lo suficiente como para llegar donde Mavs y Thunder sí llegaron. Los primeros fueron barridos por Dallas en las Semifinales de Conferencia, mientras que Memphis, que llevó hasta el séptimo partido a Oklahoma City, derrumbó a San Antonio en la primera ronda. Así que, en vez de a y a luchando por su enésimo anillo, tenemos en este punto a y demostrando que soplan brisas distintas en la Conferencia Oeste, y preparados para un duelo apasionante (de conjunto e individual), último paso antes de encontrarse con Bulls o Heat en las Finales y poder alzarse con el Larry O’Brien Trophy.

No ha habido dos equipos con tal cantidad de profundidad con calidad, en las respectivas plantillas en esta post-temporada como Dallas y OKC.

Los Mavs pueden completar una sólida y efectiva rotación de hasta 10 jugadores a los que combina de forma más que eficiente. Un grupo con nombres como Jason Kidd, Jason Terry, Swawn Marion, Tyson Chandler, Peja Stojakovic, DeShawn Stevenson, JJ Barea, Brendan Haywood o Corey Brewer, con tal confianza en sí mismos que puedes ver a Barea con el balón en las manos en los momentos más decisivos y tomando decisiones acertadas, como si estuvieras viendo al mismo Nowitzki.

No se quedan atrás los Thunder en lo que a rotación se refiere, con manejando de la mejor manera posible los minutos y la carga de responsabilidad de jugadores como Russell Westbrook, Kendrick Perkins, Serge Ibaka, Thabo Sefolosha, James Harden, Nick Collison, Nazr Mohammed, Eric Maynor o Daequan Cook. Aparentemente, tanto Westbrook como el dos veces máximo anotador de la competición, Kevin Durant, podrían acabar con cualquier partido, aunque el debate de si es bueno para Oklahoma City que sea Westbrook quien los termine está encima de la mesa.

Ahora que ambas franquicias se encuentran, a partir de esta próxima madrugada, a mitad de camino de la Interestatal 35 que les une, cabe dejar en el aire algunas preguntas clave: ¿Cómo afectará a los Mavs los ocho días de descanso entre su último partido y el de hoy?. ¿Hay alguien en el estado de Oklahoma capaz de parar a Dirk Nowitzki?. ¿Alguien en todo el estado de Texas capaz de defender al mejor Kevin Durant?. Mejor aún, ¿alguien en toda la faz de la Tierra que pueda ralentizar el juego de Russell Westbrook?. O, ¿son los Mavs, por experiencia y por haber barrido a los Lakers, realmente los favoritos?

Las respuestas, en menos de un puñado de horas.

Previa de la serie entre Oklahoma City Thunder y Dallas Mavericks.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.