Michael Jordan: su año de novato en cifras #MJ50

Como homenaje al 50º cumpleaños de , publicamos varios artículos en los que repasamos su larga y exitosa trayectoria agrupados bajo el hashtag #MJ50.

De Michael Jordan merece la pena recordar muchas y variadas cosas. Una de ellas, sin duda, es la de su primer año en la liga. Un curso donde empezaría a formarse el mito que ha acabado siendo.

La beca que recibió para jugar en la Universidad de North Carolina supo aprovecharla con creces. Sus progresivas mejoras y su juego no pasaron inadvertidos durante ese tiempo y, cuando se declaró elegible para ser drafteado en 1984, novias no le faltaron al encuentro. Los le seleccionaron en el puesto Nº 3, solamente por debajo de Hakeem Olajuwon –Houston Rockets– y de Sam Bowie –Portland Trail Blazers–. Su primera temporada como rookie acabaría siendo todo un éxito, pero veamos detenidamente algunos de sus números y logros en esa campaña.

Jordan se unió a unos Bulls que terminaron con una marca de 27-55 en la temporada 83/84, y los llevó hasta mejorar su marca a un 38-44. Es más, tal balance sirvió para llevar a la franquicia de Chicago hasta unos Playoffs que no pisaban desde el año 1981. Su comienzo en la liga no pudo ser mejor, convirtiéndose en una verdadera sensación casi desde el primer minuto.

Su primer encuentro fue un 26 de octubre de 1984 ante los Washington Bullets. Los Bulls se llevaron la victoria de aquel choque, y su estelar novato conseguiría unos números nada desdeñables, con 16 puntos – 31,3% en tiros de campo –, 7 asistencias y 6 rebotes. Sus dos siguientes partidos seguirían esa estela marcado en el debut, consiguiendo 17 y 37 tantos respectivamente. Sus porcentajes de tiro, a medida que avanzaba la temporada, se empezaron a situar (casi) siempre por encima del 40%.

El 12 de febrero de 1985 estableció para la fecha un récord de puntos para un novato, tras conseguir ni más menos que 49 contra los Pistons. En ese partido, también hizo una gran actuación en otras facetas del juego, como capturar 15 rebotes, dar 5 asistencias o encestar 11 tiros libres de 13 intentos.

Su temporada regular finalizó con la línea ascendente con la que empezó. Promedió 6,5 rebotes, 5,9 asistencias y un acierto del 84,5% en tiros libres. Pero sobre todo, acabó asegurando un total de 28,2 puntos por partido, con un 51,5% en tiros de campo. En anotación, solamente acabó por detrás de Bernard King y de Larry Bird:

Máximos anotadores de la temporada 1984/1985:

Jugador Promedio de puntos por partido Equipo
Bernard King 32,9 New York Knicks
Larry Bird 28,7 Boston Celtics
Michael Jordan 28,2 Chicago Bulls

Y lo que es aún más sorprendente. Estableció un récord para la franquicia, ya que fue el rookie que más puntos totales consiguió (2.313) en toda su historia. De órdago.

Si echamos un rápido vistazo a otra serie de datos recopilados, se vislumbra rápidamente el alcance que tuvo en aquel curso del 84/85 (sobre un total de 82 encuentros):

  • Puntuación más alta en un partido: 49 puntos
  • Puntuación más baja en un partido: 13
  • Partidos con (al menos) 40 puntos: 7
  • Partidos con (al menos) 30 puntos: 33
  • Máxima cantidad de asistencias: 16
  • Máxima cantidad de rebotes: 15
  • Máximo porcentaje de acierto en tiros de campo en un partido: 75% (ante Golden State)

Después vendría el peregrinaje por los Playoffs. Tras terminar en cuarta posición en la División Central, los Bulls se enfrentarían en primera ronda a los Bucks. Los de Chicago caerían en cuatro partidos, pero las sensaciones que Jordan dejó fueron inmejorables. 29,3 puntos por choque, 8,5 asistencias y 5,8 rebotes serían su carta de presentación para avalar que su figura ya iba a ser clave para el equipo también en los partidos más importantes de todo el año.

Todo este cúmulo de cifras y datos, unido a su excelente desempeño durante los encuentros, le llevó a alcanzar diferentes premios. Fue novato del año, estuvo en el mejor quinteto de rookies de la NBA y disputó el All-Star Game como titular.  Incluso, durante el verano anterior a comenzar su primer año como profesional en la NBA, Jordan fue elegido para ir a los Juegos Olímpicos de 1984 en Los Ángeles. El equipo estadounidense se llevó por delante a todos y cada uno de sus rivales, y el joven y aún inexperto Jordan se colgó al cuello su primer oro.

Sólo con estas cifras, uno se da cuenta de la importancia que tuvo el primer año como rookie para Michael Jordan. Las circunstancias y los resultados fueron saliendo rodados. Un rendimiento sobresaliente que tendría sus secuelas en los años venideros. Todo un perfecto anticipo de la incalificable carrera que cosecharía después.

Estadísticas obtenidas de Basketball-Reference


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
  • Mascaró

    Jordan era un paquete. Lluvia de negativos en 3,2,1…

    • Black Diamond

      Aquí también? No tenéis suficiente en tocar los huevos en Youtube.

    • GoBulls!

      ¿Realmente necesitas llamar la atención así?

    • Raul

      Cuando llegues siquiera a una décima parte de lo que fue el avisas ;P

  • TuRBaDoX

    impresionante los numeros, no conocia que fuese capaz de meter esa cantidad de puntos en sus años de rookie… desde leugo estaba echo de otra pasta desde el principio

  • Es irrepetible.

  • Yoymiyo

    El comienzo perfecto del jugador perfecto.