James & Wade, centro de atención. Por todo y de todos

NBA: 10 cosas que ya echamos de menos (I)

El estancamiento en las negociaciones entre propietarios y jugadores sobre un nuevo Convenio Colectivo que permita reemprender la competición dura ya más de cuatro meses. Y ha forzado a la Liga a suspender los training camps, cancelar la pretemporada y borrar del mapa, de momento, las dos primeras semanas de competición en su regular season. Un drama de proporciones gigantescas.

Así que, mientras nos lamentamos por el acortamiento de la temporada 2011-12, al tiempo que no podemos dejar de sentir el miedo de perder la totalidad de la misma, la nostalgia nos lleva a pensar en aquello que ya nos estamos perdiendo y que nos encantaría poder empezar a descubrir. Puede haber miles de cosas pues la NBA da para mucho. Aquí tan solo hemos resumido 10 de ellas:

1. La versión 2011-12 de Miami : Qué pena desperdiciar tal cantidad de villanía. No muy a menudo un país entero va contra un equipo y además se siente bien haciéndolo. A los Yankees les costó décadas acumular tal cantidad de rencor; los Heat lo hicieron en cuestión de días. Y ahora, en la temporada número dos, Miami podía ser todavía más absorbente. Por un lado está el fracaso de James, la frustración de Wade, las lágrimas de Bosh. Pero más interesante que eso sería ver como el equipo se adapta este año en pista. ¿Instalará finalmente sistema ofensivo alguno?, ¿Desarrollará algún día su juego en el poste alto?, ¿Quién rellenará el roster de los puestos 4 al 12?, ¿Tendremos por fin unas Finales LeBron contra Kobe?… Sería algo muy duro no poder tener estas respuestas.

2. El crossover de : Rose se sitúa en el centro de la pista cerca de la línea de tres puntos. Codos alicaídos, párpados relajados… como si en cualquier momento fuera a quedarse dormido. Su cabeza ladea ligeramente. Parece exhausto y desconectado. Entonces, justo en el momento en que empiezas a preguntarte si éste es el MVP de la NBA, el jugador más rápido de la Liga, el point guard más cautivador de toda la competición… baja la cintura, eleva los codos, abre los ojos y lanza un crossover feroz. Como el de Iverson, solo que todavía más potente. El resto ya es para los resúmenes diarios de highlights: su increíble primer paso, la carrera hacia el aro, la forma como con la cintura esquiva a dos o hasta tres adversarios, la contorsión de su cuerpo, el salto, la fuerza con la que puede meterla hacia abajo con las dos manos. Canasta, y la misma expresión en su cara. A todos nos impresiona, menos a él mismo.

3. El crecimiento continuo de y : Hay algunas cosas que simplemente son mejores en la NBA que en cualquier otra disciplina deportiva. Como por ejemplo el seguimiento del desarrollo de franquicias desde la nada hasta la aspiración de grandes objetivos. Thunder y Bulls usaron en su día el lottery pick y posteriores sabias decisiones para ser equipos a los que imperiosamente hay que seguir. y Derrick Rose son, por dejarlo claro, tanto el presente como el futuro de la NBA. Ambos ganarán MVPs (Rose ya lo ha hecho), pero sus carreras se valorarán en función de los anillos que sean capaces de hacer ganar a sus franquicias originarias. No persisten en el empeño, lo que es realmente apasionante de ver. ¿Pasará de ser un atleta superdotado y base All-Star, a point-guard de un equipo campeón?, ¿Podrán los Bulls con Miami este año?, ¿O, por el contrario, serán estos dos equipos recordados por no haber podido jamás terminar el trabajo como los Jazz de Stockton/Malone o los Cavs de Price/Daugherty? No tenemos las respuestas, pero las preguntas son fascinantes, y es por eso que ahora es el mejor momento para mirar a estos equipos con lupa. La grandeza es emocionante. Los equipos que la buscan, todavía más.

4. Simplemente, hablar de la NBA: La NBA es conversación. Jugadores que destacan en los training camps con posibilidades de contrato profesional, una primera parte de la regular season con actuaciones individuales y colectivas prometedoras, y cómo el agente libre X ha madurado lo suficiente como para aspirar a candidatura MVP. El Fin de Semana de las Estrellas anticipa un buen número de interesantes traspasos, antes de llegar a los debates de los posibles match-ups cara a los Playoffs. Se habla de legados con la llegada de las Finales, para acabar a finales de Junio con las posibilidades que brinda el Draft. Incluso en verano no nos quitamos de la cabeza a la Liga, ni los fans pueden evitar entonces llenar sus corazones de nuevas esperanzas. Todo esto se irá al traste si se acaba suspendiendo la temporada. ¿A quién le importa como conectarán y si ni tan siquiera tienen la oportunidad de trabajar juntos? El potencial de los Thunder con la primera temporada completa de en sus filas no atiende a consideración alguna si Kevin Durant solo es capaz de jugar exhibiciones por todo el país. De hecho, sin la temporada, hasta nos será imposible ponderar palabras ahora tan en uso como el BRI (Basketball-Related Income).

5. Las sorpresas de los Playoffs: Increíbles tiros flotantes de Zach Randolph, triples sobre la bocina que dan partidos como los de , un añejo defendiendo a Kobe y saliéndose con la suya, Dirk Nowitzki… son algunas de las cosas que nos ofreció la NBA la pasada primavera en lo que fueron los mejores Playoffs que uno recuerda. El amontonamiento de talento en los mejores equipos de la Liga puede que reduzca la atracción de la temporada regular, pero hace de los Playoffs algo todavía más competitivo (esta es una razón por la que una temporada 2011-12 de, pongamos, 50 partidos tampoco sería tan mala cosa). Cuando 21 de los 25 All-Stars están en los Playoffs (como ocurrió la campaña anterior) significa que toda la carne está en el asador y que, por tanto, la barbacoa será una auténtica fiesta.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.