Bill-Russell-campeon-NCAA-y-NBA

Pasar de la NCAA a la NBA hecho un campeón

¿Qué tienen en común , Henry Bibby, y ? Los cuatro nombres propios confluyen en una anécdota. Todos se podrían haber retirado tan panchos con veintipocos años tras lograr en un plis plas la doble corona del básket americano. Este cuarteto ha logrado de forma consecutiva el título de la y el de la NBA. Habrá que esperar a la próxima temporada para alargar el club, dado que ningún miembro de Duke, campeones en el 2010, está en ningún roster profesional de la NBA (ni Brian Zoubek ni Jon Scheyer completaron el salto). ¿Lo lograrán los chicos de Uconn si no hay lockout y pasan el draft Kemba Walker, Alex Oriakhi o Jeremy Lamb?

Volvamos al principio. Y eso, como en muchas otras cosas, es referirse a Bill Russell. Romper barreras era la especialidad de este chico criado en el racismo de Luisiana y que irrumpió en el baloncesto para cambiar el orden de las cosas. Antes de que Red Auerbach lograra una jugada maestra y unirlo a los Celtics en el verano del 1956, el miembro del Hall of Fame había logrado dos títulos consecutivos de la NCAA con promedios que superaban la veintena en puntos y rebotes con la Universidad de San Francisco. Para colmo, ese verano se colgó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Montreal antes de obtener el primer de sus once anillos como miembro estelar de los Orgullosos Verdes.

El testigo de Russell lo tomó otro apellido reconocible: Henry Bibby, actual entrenador asistente de Lionel Hollins en los Memphis Grizzlies y padre de Mike, base de los Heat. Antes de obtener estos dos titulos, Henry fue el base titular del para muchos mejor conjunto que ha pisado un parqué en la NCAA. John Wooden condujo a los Bruins de UCLA a diez títulos universitarios entre 1963 y 1975, siendo Bibby el base titular en tres de estas conquistas (1970-1972) y ejecutando el conocdio sistema UCLA con los bloqueos de . Tras licenciarse como senior y ser drafteado tanto en la NBA como en la ABA en segunda ronda, el base de North Carolina terminó ingresando en otro equipo mítico, el que llevó al anillo a los Knicks. Bibby fue el guardaespaldas de Walt Frazier y Earl Monroe en el último campeonato que se celebró en el Madison (1973).

Y qué decir de Magic Johnson, un hombre nacido colgando de una sonrisa. La historia de este chico de Lansing está cargada de galardones, pero quizá sea el transcurso de esta anécdota la que marca gran parte de su exitosa carrera. Aquella recordada final de la NCAA de 1979 entre los Spartans de Michigan State y los Sycamores de Indiana State es uno de los partidos que los buenos aficionados guardan en su videoteca y supuso el nacimiento de una de las rivalidades que elevó la NBA a categoría internacional: Magic vs . Johnson se llevaría esa batalla y se uniría al nuevo proyecto de los Lakers de su nuevo propietario: Jerry Buss. El Showtime nació de la punta de sus dedos y tuvo un remate de temporada sólo aplicable a los ídolos y que es una de las anécdotas que más se recuerdan en su biografía. En el sexto partido de las Finales ante los Sixers de Doctor J, con Kareem Abdul Jabbar lesionado, Paul Westhead decidió que el rookie entrase como pívot titular. Magic repitió todas las rutinas que su ídolo de juventud seguía en todos los partidos y en la pista se comportó como lo que era, una gran estrella (42 puntos, 15 rebotes, 7 asistencias). Historia del básket.

El último en conseguir este doblete es quizá el nombre menos estelar, pero igual se merece un recordatorio. Billy Thompson era un alero de 2.00 criado en New Jersey y que llamó la atención desde la época de la high school, participando en el prestigioso Torneo McDonalds. Reclutado por la Universidad de Louisville, con los Cardinals completó todo el periplo universitario, venciendo a Duke en la Final Nacional de 1986, siendo el máximo anotador de esa plantilla. Ese verano se presentó al draft, siendo elegido por los Hawks, que lo traspasarían junto a Ron Kellogg a los Lakers a cambio de los servicios de Mike McGee y Ken Barlow. Thompson se integró en el Showtime como suplente de James Worthy y jugando 12 minutos por encuentro. Fue mienbro de los Lakers que lograron los campeonatos de 1987 y 1988, aunque ese año una lesión le privó de una progresión mayor y formó parte del draft de expansión con destino a Miami para unirse a los recién creados Heat, donde firmó dos temporadas con más de diez puntos. Terminó su carrera en el Hapoel de Jerusalen y se retiró jugando en el Peñarol de Mar del Plata argentino.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.