Imagen de la última rueda de prensa post-partido de Jackson

Phil Jackson, ¿y ahora qué?

La primera llamada telefónica que recibió para que considerara la opción de entrenar a un equipo de baloncesto, fue hecha desde una cabina a pie de calle en Lima, Ohio. Corría el año 1983 y un tal Jim Coyne convenció al entonces recientemente retirado exjugador de los New York para que aceptara el cargo de entrenador de los Albany Patroons, encuadrados en la Continental Basketball Association (CBA), aquella Liga menor que servía básicamente de principal nutriente de desarrollo de futuros jugadores NBA.

28 años después, desde Ron Artest a Lamar Odom, pasando por Andrew Bynum, curiosamente los han sido reducidos a algo muy similar a aquello con lo que Jackson empezó: un equipo menor, que tira de acciones sucias ante desesperadas circunstancias. Porque unos campeones pueden ser barridos y todavía salir del pabellón como campeones. Desafortunadamente, no fue el caso de estos Lakers. Los Mavs destrozaron a Los Angeles Lakers con un devastador 4-0 en unas semifinales de Conferencia Oeste en las que ya para siempre quedaron en evidencia tanto el propio Jackson, como la indisciplina de unos desconcentrados jugadores angelinos.

Y eso que el instinto de Jackson le dijo que no era ésta, sino la temporada pasada la que debía ser la última de su hasta ahora insuperable carrera como entrenador NBA. Pero el anhelo de un último 3-Peat, junto con una buena cantidad de dólares, le hicieron reconsiderar su decisión y quedarse un año más. Muy triste tener que dar la razón ahora a su instinto, viendo como en sus últimas horas como comandante en jefe de la dinastía de los Lakers, Jackson la reprendió a golpes en el pecho de , más al estilo Bobby Knight que no al de su mentor y espejo en New York, Red Holzman.

Seamos claros en este punto: no solo es que se haya acabado la carrera de Phil Jackson en los Lakers tras los últimos y lamentables acontecimientos. También podemos dar por terminada su etapa de entrenador en la NBA. Muchos creen ahora que un año sabático en su rancho de Montana le hará rejuvenecer, cargar las pilas y aspirar de nuevo a ganar campeonatos en cualquier lugar. Falso. Este brusco final con los angelinos nunca será una llamada a intentarlo de nuevo, y sí un mejor dejarlo ya. Es y seguirá siendo el mejor entrenador de todos los tiempos de la Liga, pero nadie puede negar que este final mancha su hasta ahora inmaculado currículum de 11 anillos. Sí, la NBA también ha cambiado mucho para los entrenadores, así que mensaje recibido: vete a Montana y nunca mires atrás.

Principalmente porque esta última eliminatoria de su vida contra Dallas Mavericks ha demostrado que su método ya no funciona. Jackson, que cuenta ya con 65 años, nunca ha sido simplemente un entrenador. El Maestro Zen solía adoctrinar a sus jugadores a través de la palabra, del discurso, de la cultura. Sobra decir que su protocolo personal de dar toda la libertad a sus jugadores para que, solos, resuelvan todos sus problemas ha venido funcionando con creces. Hasta el pasado domingo. La actitud de estos Lakers en la pista en su serie contra los Mavs demuestra que a Jackson sus propias creencias se le han acabado yendo de las manos.

¿Los New York Knicks?. Nada de eso. Para Jackson, los Knicks representan sus recuerdos más puros y apreciados de baloncesto. Volver allí sería deshonrar a Holzman, además de comprobar que su triángulo ofensivo es imposible de aplicar con una dirección deportiva tan disfuncional como la de los Bockers. Miami tampoco, pues Pat Riley nunca contrataría a un entrenador que le pudiera usurpar portadas cuando el éxito en forma de anillo llegue a la franquicia de Florida. Poco importa, hay tantas ciudades con franquicias NBA a las que Jackson no piensa volver jamás…

Más que injustamente, los jugadores de los Lakers han demostrado a todo el mundo en esta serie lo poco que valoran ya a su legendario entrenador. No hay marcha atrás, ni equipos NBA a los que entrenar. Ya no. Cuando el teléfono suene a partir de ahora en Montana, Jackson dejará que el contestador automático haga su trabajo. Él ya ha hecho el suyo.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
  • Borja

    Muy duro el articulo….