Con características distintas, el juego de ambos apasiona a todos

Rose – Paul: Y el mejor base de la NBA es…

Los Chicago y tienen mucho que celebrar. Con la tinta de una nueva extensión de contrato a razón de 94M$ y cinco años todavía húmeda, el equipo ha iniciado un más que complicado comienzo de regular season (4 partidos fuera, en California, y una paliza histórica a Memphis en el debut en el United Center) con un 4-1 atemorizador.

Pero hay algo quizá todavía más importante: para aquellos que no creían que hubiera química entre el propio Rose y el recién adquirido veterano en pista, los números y participación del segundo describen lo mucho y muy bien que en ello está trabajando el primero. Por primera vez en la carrera de Rose, juega al lado de un anotador de tamaño ideal y habilidades contrastadas, consiguiendo al fin terminar con una de sus principales carencias como playmaker: hacer mejor a sus compañeros.

A la hora de comparar a Rose con el resto de pointguards de la Liga, uno siempre escucha los mismos argumentos: no cuenta mucho con sus compañeros, tira demasiado a canasta y acude en pocas ocasiones a la línea de tiros libres.

Respecto a lo primero, cabe encontrar la respuesta quizá en la falta hasta ahora de un complemento idóneo en pista, sobretodo en lo que a jugadores exteriores se refiere. Valga el ejemplo de . Deng puede crearse sus tiros, a menudo abusando de una de las dos esquinas del ataque, pero no se trata de un alero anotador por definición. De hecho, la temporada pasada, robó muchos minutos sobre el parqué a Deng, pues los defensores rivales rápidamente aprendieron a debilitar la recurrente jugada en la que Rose penetra y Deng corta por el lado débil esperando recibir el pase.

En este sentido, la presencia de Hamilton en el roster de da una nueva dimensión al juego de Rose, de quien se espera un nuevo ratio de asistencias incluso mayor esta temporada.

También se espera con facilidad una mayor presencia de Rose en el tiro libre este año. No en vano, de todos es sabido que el respeto de los árbitros en la NBA se gana a base de éxitos y Rose es el actual MVP de la competición. Una cosa y la otra hacen pensar que Derrick Rose puede terminar esta temporada regular con unos números medios por partido superiores a los del curso pasado (25.0 puntos y 7.7. asistencias).

Pero dónde le sitúan esas cifras en la discusión sobre el mejor base de la NBA es aquí la cuestión que nos ocupa. Muchos dicen que el mejor es . Paul, sin embargo, sí es lo que se entiende teóricamente por un pointguard, en el sentido que primero busca el pase, siempre antes que la canasta.

Analizar los números de ambos desde que Rose llegó a la NBA resulta muy interesante pero, más allá de ellos, resulta un hecho que Paul es un tirador más eficiente, al tiempo que está comúnmente aceptado que tiene más capacidad para hacer mejor a sus compañeros (o si no, preguntar a Tyson Chandler o Carl Landry, por ejemplo). Rose, por su parte, es más atlético y tiene ese orgullo por ganar que a Paul le falta.

Y es que al final, el baloncesto se centra principalmente en ganar partidos; y en llevar a tu equipo a las Finales de la Conferencia Este y ser MVP de la NBA tan solo en tu tercer año como profesional es donde Rose toma una cómoda ventaja respecto a Paul. Y si eso todavía no convence, consideremos este dato: el equipo de Rose siempre ha ganado al equipo de Paul en sus enfrentamientos. Quizá sea finalmente éste el argumento que todos necesitemos.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
  • Pingback: Bitacoras.com()

  • Jarek

    D.Rose es el q es, para mi es el mejor de la liga