Sólo puede quedar uno

Pocas veces antes, tantos equipos pelearon para entrar en los Playoffs. Estamos en el Este, y hablamos de Indiana , Milwaukee y Charlotte Bobcats. Uno de ellos, y solo uno, conseguirá la octava posición de la Conferencia, premiando su temporada con la presencia en las eliminatorias.

Lo que significa una no precisamente emocionante serie en primera ronda contra los todopoderosos Chicago/Boston, visto el estilo y la eficacia del juego de Bulls/. Pero según el implacable reglamento de la NBA, debe haber una octava plaza. Eso, en una Liga que, por ejemplo, en 1953 incluyó en su post-temporada como último clasificado de la Conferencia Este a unos Baltimore Bullets que terminaron aquella regular season con un balance de 16–54; algo que, para su propio alivio, Pacers, Bucks y Bobcats ya han superado.

De los tres aspirantes, quizá los Pacers (30–40, octavos a la fecha) sean los que más deseen tal presencia, pues no llegan a los Playoffs desde 2006, mientras que tanto Bucks (28-41, novenos) como Bobcats (28–41, décimos) lo consiguieron la temporada pasada. Vamos a ver cómo afrontan y qué les queda a cada uno de ellos en este ya menos de un mes de temporada regular:

Indiana Pacers > Algunas cosas importantes han pasado esta temporada en Indianapolis. Despidieron a Jim O’Brien y lo sustituyeron por uno de sus asistentes, Frank Vogel. Pero tanto el contrato de Vogel como el de su staff técnico expiran al finalizar la temporada, con lo que solo consiguiendo la octava plaza de la Conferencia Este que ahora ocupan se podría plantear una continuidad. Las buenas noticias son que en Indiana tienen a tres jóvenes jugadores (, Darren Collison y, por supuesto, ) sobre los que poder construir un proyecto de futuro; algo que, por cierto, no se puede decir de Bucks y Bobcats. Hibbert y Collison han estado muy bien en algunos momentos este año, pero extremadamente inconsistentes en otros. Y no es un problema menor éste, pues las opciones de Indiana de meterse en la post-temporada recaen principalmente en el rendimiento de ambos, siendo Granger un jugador de nivel (casi) All-Star, con promedios ya asentados de 20.5ppp y 5.5rpp. También el power forward de segundo año está jugando su mejor baloncesto de su carrera profesional desde el parón por el All-Star, con lo que su concurso se presume importante cara a conseguir el objetivo. Algo más de jugadores secundarios como , Dantay Jones y hasta del rookie será aquí necesario. Quedan 12 finales para los Pacers (siete en casa y cinco fuera), cinco de las cuales contra equipos con record positivo. Se enfrentan tanto a Charlotte (fuera) como a Milwaukee (en casa).

Diagnóstico: Los adhesivos de “Playoffs 2011” están ya siendo enviados al Conseco Fieldhouse.

Milwaukee Bucks > La lógica manda, y para que algunos equipos a los que no se esperaba estén en Playoffs (léase, Philadelphia), otros deben desaparecer del cuadro. Es el caso de los Bucks, candidatos claros a post-temporada al empezar el año. La temporada pasada, Scott Skiles fue segundo en la votación para Mejor Entrenador del Año, su todavía GM John Hammond ganó el galardón al Mejor Ejecutivo de la Temporada, a punto estuvieron de dar la campanada en primera ronda ante Atlanta (de hecho, lideraban la serie 3–2), John Salmons estaba inmenso, Brandon Jennings fue una de las sensaciones de la Liga y adquirió experiencia importante en los Playoffs, y , a pesar de lesionarse en el tramo final, demostró ser uno de los centers dominadores en el Eastern. Añadamos que este verano los Bucks se hicieron con los servicios de los agentes libres y y las altas expectativas eran, como mínimo, fáciles de comprender. ¿Qué ha pasado entonces? Bien, pues que los Bucks empezaron mal la temporada y nunca se han podido recuperar, que Salmons ya no es el mismo (promedia exactamente 6 puntos menos por partido que hace un año), que Jennings parece estar sufriendo lo que podríamos denominar “la depresión del sophomore” (con tan solo un 38.3% de acierto en TC) que nos impide decir que realmente ha mejorado como jugador, que a Bogut (12.6 puntos por partido, la temporada pasada 15.9) no le llegan tantos balones como deberían y que Scott Skiles ya ha acusado a sus jugadores en más de una ocasión de no jugar lo suficientemente duro. Les quedan 13 partidos a los Bucks (cinco en casa y ocho fuera) para arrebatarle la posición a Indiana, también cinco de los cuales contra equipos con record positivo. Se enfrentan tanto a Charlotte como a Indiana (ambos fuera).

Diagnóstico: Sería un milagro, pero puede ocurrir si Indiana se desploma.

Charlotte Bobcats > Como los Pacers, en Charlotte también han cambiado de entrenador esta temporada; aunque, a diferencia de Indiana, la intención de la franquicia de North Carolina con es la de, termine como termine esta regular season, darle continuidad al trabajo empezado, proponiendo renovar su contrato con el equipo como sucedió en Febrero. El núcleo del roster de los ‘Cats es, tirando de generosidad, decente, aunque (sobretodo tras la marcha de a Portland, donde su hasta ahora rendimiento demuestra el jugador que es) a todas luces insuficiente para llegar a la post-temporada. De entre todos ellos, evidentemente El Jugador es Stephen Jackson, cuya relación con la presión (la de liderar solo a la franquicia y la de meterla por segunda vez consecutiva en los Playoffs) se verá fuertemente puesta a prueba en las próximas tres semanas. Pase lo que pase, sabemos que Jackson juega bien a esto, pero desconocemos cuál será el rendimiento de DJ Augustin ahora que se acerca el tramo más decisivo de la temporada y debe, por primera vez, asumir responsabilidades importantes como base titular. Ahí estará la clave, pues el calendario, aunque mejor que el de Milwaukee, no ayuda demasiado. 13 partidos restan, 8 en casa (entre ellos, tanto ante Indiana como ante los Bucks) y 6 ante equipos con un balance victorias / derrotas positivo.

Diagnóstico: También sería un milagro, pero no puede ocurrir ni que Indiana se desplome.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.