tuit LeBron James Samsung Twitter

LeBron James, patrocinado por Samsung, se queja amargamente de su teléfono… Samsung

A veces las marcas no pagan tanto a sus hombres anuncio como para poder evitar que éstos hablen mal de esas marcas.

Algo parecido ocurrió ayer con . El alero de Miami , estandarte comercial de los teléfonos Samsung, publicó un tuit en el que se mostró enfadado por el mal funcionamiento de su teléfono… Samsung.

El tuit fue borrado a los pocos minutos, pero no tan pronto como para que millones de personas lo vieran y lo capturaran en formato de imagen para que quedara constancia de ello:

tuit LeBron James Samsung Twitter

Mi teléfono acaba de borrar todo lo que había en él y se ha reiniciado. ¡¡¡Uno de los sentimientos más malos que he tenido en mi vida!!!

Más tardes, James declaró que “ya todo estaba bien. Me alegro de no ser informático. Sólo juego al baloncesto”. A buen seguro que esta situación no sentó nada bien en Samsung.


Newsletter | Canal Telegram | Apóyanos
nbamaniacs no termina aquí. Suscríbete a nuestra newsletter o síguenos en nuestro canal privado de Telegram en el que contamos cosas que ocurren entre bastidores.
  • A Francys Ramirez

    Por eso siempre digo y lo retengo que iphone es iphone, lebron wue se compre uno y lo use a escondidas lol

    • guest

      El iphone es uno de los mayores timos que hay

      • LuCasMayo

        Yo voy muy bien con mi Windows Phone

  • Pablo Correa

    Samsung: De lo que te quejas
    Android: La causa

  • RBC5

    O muy fácil ha sido la vida de LeBron o le da demasiada importancia a su móvil.

    • Yoymiyo

      Perder la agenda de alguien normal es jodido, imagínate la que tendrá el angelito de LeBron…

  • fanba

    vaya… si eso es de lo peor que le ha pasado que se venga a españa

    • Kevin Jose Ellena

      Deberias conocer Argentina… jaja

  • Piston

    Este tio es tonto, vamos… Esa frase es más sancionable que muchas otras cosas que sanciona la NBA. No hay más que verlo en un evento como el de la casa blanca y hablando como un kinki. Lo dicho un paleto total fuera de la cancha. Dentro de ella, imparable.