Nada es seguro en la NBA

Ha terminado la temporada en la NBA y lo ha hecho de una forma que debe invitar a la reflexión, sobre todo a los que apuestan y juegan a adivinos prediciendo lo que va a pasar en la mejor competición de baloncesto del mundo.

Antecedentes. En las Finales de la Conferencia Este, Boston Celtics se puso con un marcador parcial a favor de 3-2 en la serie ante Miami tras ganar el importantísimo quinto encuentro. Tradicionalmente los equipos que ganan el quinto partido de una serie a siete partidos suelen lograr la victoria final en un alto porcentaje de los casos, pero todos sabemos lo que ocurrió. En las Finales de la Conferencia Oeste, San Antonio tenía una ventaja de 2-0 ante Oklahoma City Thunder tras acumular 20 victorias consecutivas. ¿Cómo iban a perder los Spurs? Perdieron. Y de que manera. Cuatro derrotas seguidas.

Por último, en las Finales de la NBA, los Thunder disfrutaban de una ventaja de 1-0 y el factor cancha; pocos podían pensar que Miami sería capaz de ganar los tres partidos de casa, pero lo hizo y además ganó otro en Oklahoma City por lo que el título se fue para Florida. Estos resultados hicieron saltar por los aires las predicciones y los que estaban con los sports betting se enriquecieron con resultados inesperados o perdieron un dinero que parecía seguro. Así es el deporte y así es la NBA.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.