Sueños cumplidos, promesas peligrosas

El “tatuajeado” se llama Derek Dilday y prometió, cuando los Mavs llegaron a la final, que se tatuaría la imagen de en sus posaderas si Dallas ganaba el campeonato. Y Dallas ganó. Y él se tatuó a Nowitzki en el culo.

Y en palabras de Mr.Dilday “Now I realize that I will be sitting on a big German man’s face for the rest of my life”. Y cuando dice big German no está hablando de Angela Merkel.

Fuente | Dallas Observer Blog


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.