Alexey Shved vuelve a ser el timón de Minnesota; esta vez, ante los 76ers

Parece haber cogido un ritmo imparable, y no tiene vísperas de bajarse. metió 4 triples para un total de 17 puntos, 4 asistencias y 3 rebotes en la victoria de los (8-8) ante Philadelphia por 88-105. Los 18 tantos arriba con los que se fueron los de Minnesota al descanso pesaron cual losa –incluso llegaron a una máxima de 23 –, y ya la remontada nunca se pudo producir.

No estuvo nada mal , ya que anotó 16 puntos y cogió 10 rebotes, lo que supuso su primer doble-doble en más de tres años. aportó 6 puntos y 10 rebotes, en una noche en la que el equipo no necesitó tirar de su usual producción de dobles -dobles. Por fin, los `Wolves´ pudieron desquitarse de ese 27% de acierto en tiros de tres que habían cosechado en esta regular season, y lograron 11/19 en triples.

“No siempre se va a jugar como lo hicimos hoy”, dijo J.J. Barea, que se fue hasta los 11 puntos y 10 asistencias. “Estamos haciendo un buen trabajo al ser agresivos, y eso nos está funcionando”.

El encargado de liderar a los 76rs fue , gracias a sus 19 puntos, mientras que anotó 14 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias. Cuando Minnesota estaba construyendo su ventaja a base de triples, los Sixers fueron incapaces de contragolpear. 15 tiros de tres fallados sobre 20 intentos son el perfecto ejemplo del juego apático y desacertado que envolvió a los de Philadelphia.

“Tenemos que luchar y competir. No vamos a estar corriendo arriba y, al llegar abajo, quedarnos al margen. Eso no va a funcionar”, dijo el entrenador Doug Collins. “Fuimos superados. Sí, somos un equipo muy nuevo, algunos jugadores no se conocen aún bien, pero nuestro registro ahora es 10-8”, quiso añadir Richardson con algo más de positividad al asunto.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.