dean-meminger

Dean Meminger, ex de los Knicks, muere a los 65 años

Dean Meninger, ex jugador en la década de los 70 de los New York y los Atlanta , ha muerto a los 65 años. La policía neoyorquina ha explicado que todavía se desconoce la causa del fallecimiento, ya que su investigación está en curso.

Por su parte, la familia de Meninger ha emitido un comunicado en el que han querido dar las gracias por el apoyo recibido: “Queremos dar las gracias a todos por sus oraciones y condolencias en esta momento tan difícil para nuestra familia. Meminger tocó los corazones de muchas personas, tanto dentro como fuera de la cancha. A través del baloncesto y de la educación ayudó a muchas personas de todo el país concediendo becas, ingresos para escolarizaciones o universidades e incluso empleo”.

Meminger, formado en la , fue seleccionado en el puesto 16 de la primera ronda del Draft 1971 por los New York Knicks. En la franquicia neoyorquino desempeñó un papel importante como hombre reserva, dónde se alzó campeón de la NBA en 1973.

En los Knicks disputó un total de 4 temporadas (1971-74 y 1976-77) y dos en los Atlanta Hawks (1974-1976). Sus promedios fueron de 6,1 puntos, 2,6 rebotes y 2,5 asistencias en 20,6 minutos de juego.

Los New York Knicks han querido despedirse de Meminger a través de su General Manager, Glen Grunwald: “Todo el mundo en la organización de los Knicks se entristeció al escuchar la noticia de la muerte de . Desde el día que fue drafteado por la franquicia en 1971, Dean fue un amigo y un miembro cercano de la familia de este equipo. El 5 de abril de 2013, el equipo campeón de 1973 fue homenajeado en el Madison Square Garden en su 40 aniversario. No había nadie más orgulloso que Dean por estar de vuelta en la pista junto a sus antiguos compañeros. Enviamos nuestras más sinceras condolencias a la familia Meminger”.


Newsletter | Canal Telegram | Apóyanos
nbamaniacs no termina aquí. Suscríbete a nuestra newsletter o síguenos en nuestro canal privado de Telegram en el que contamos cosas que ocurren entre bastidores.
  • Jeffrey Housenrousky

    Pues que descanse en paz el senyor Meminger