Decepcionantes Heat

Tal como decía Antoni Daimiel en la retransmisión de la pasada madrugada, los críticos teatrales recomiendan ir a ver una obra cuando ya se han realizado varias actuaciones. Eso es lo mejor que podemos decir sobre los nuevos Miami , quienes ayer dejaron una imagen muy pobre como equipo aunque se supone que con el paso de las semanas mejorarán.

A su favor diremos que el partido que tenían ayer era uno de los más difíciles de la regular season ya que visitar al vigente campeón del Este y con un que no ha podido hacer la pretemporada no era tarea sencilla. Los se pusieron por delante en el marcador desde el primer minuto del encuentro y dominaron la situación en todo momento hasta llegar al marcador final de 88-80 para ellos.

estuvo sublime en la dirección (4 puntos, 17 asistencias) y el resto de titulares de los verdes mostraron un fenomenal aspecto: Garnett, Pierce, Shaquille y Allen cumplieron y demostraron sobre la pista que van a ser una roca cuando haga falta.

Del juego de Miami no se puede decir nada. Siempre había cinco jugadores en el parquet vestidos de negro, pero en ningún momento parecieron un equipo. Sin sistemas, sin orden y haciendo cada uno la guerra por su lado. acercó a los suyos gracias a un arreón en el final del tercer cuarto pero no bastó sólo con él y tampoco estuvo especialmente acertado intentando involucrar a sus compañeros en el juego (3 asistencias, 5 menos que las que promedió la temporada pasada).

Por cierto, cada vez que LeBron cogía el balón los abucheos eran constantes y me pregunto si esta reacción del público será la que va a ocurrir en todos los pabellones a raíz del odio que ha generado James con su the decission.

Esta semana nuevo partido complicado para Miami contra Orlando, puede llegar la segunda derrota fácilmente. Los Celtics acumulan un record de 72-10 antes de Navidad durante las tres últimas temporadas y contando con el partido de ayer. Os suenan esos números?


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
  • C.C. Buxter

    Pues sí, esa es la palabra: decepción. Miami no parecía un equipo, se les notaba incómodos, como si fuese el primer partido que jugasen juntos; Bosh hizo un partido normalito, Wade desastroso y LeBron, pese a sus 31 puntos, tampoco puede decirse que jugase bien (¡8 pérdidas!). En el tercer cuarto Miami se disfrazó de Cleveland: LeBron lo hizo todo él solo. A favor de los Heat puede decirse que, obviamente, mejorarán con el tiempo, y que ayer, pese a todo, se pusieron a tres puntos de Boston a falta de un minuto.

    Boston, sin hacer un partido sublime, me gustó, y pienso, como tú, que es el favorito en el Este. Me sorprendió lo motivado que se veía a Shaquille, dando buen rendimiento con pocos minutos; si no fuese por su dichosa forma de lanzar los tiros libres… :D

  • Ese es el miedo que deberían tener en Miami, que debido a las características excepcionales de LeBron su sistema de juego vuelva a ser otro LeBron-sistema como el de Cleveland.

    Daimiel dio el dato ayer: los dos O´Neals son dos de los peores lanzadores de libres de la última década. Rajon Rondo fue el año pasado el peor base-escolta de la NBA en porcentaje en libres. Davis y Perkins otros del mismo corte… Por ahí se les pueden escapar partidos igualados.