dirk

Desastrosos Lakers

En una de las peores noches de su historia reciente, los defensores del anillo sucumbieron ante Dallas Mavericks ofreciendo una penosa imagen. Con la segunda derrota consecutiva en el Staples, los Lakers están al borde del abismo. Tienen que ganar los dos próximos partidos en Texas para mantener sus opciones de disputar la final de conferencia en el salvaje Oeste. Jugando como la pasada madrugada, pura utopía. En el Este, Chicago sí supo reaccionar e iguala la eliminatoria contra Atlanta.

  • Bulls 86 Hawks 73
  • Reacciona Chicago. Tras perder de forma inesperada en el estreno de la eliminatoria, los Bulls igualan la serie de semifinales de conferencia. Partidos como el de anoche explican por qué ha sido elegido entrenador del año en la NBA. Una lección de pizarra y ajustes tácticos después de la derrota en la madrugada del lunes. Chicago recurrió a su particular fórmula del éxito. … y trabajo milimétrico atrás. La franquicia con el mejor record del Este encajaba 103 puntos en el primer partido. Un auténtico drama. Thibodeau reconstruyó el armazón de uno de los candidatos al anillo desde la defensa. Reaparecieron la intensidad atrás, los traps, las ayudas, el dominio en el rebote (58-39) y los bajos porcentajes de tiro en el rival (33%). No fue una victoria conseguida desde la estética. Pero con 0-1 en contra y ante un equipo bien trabajado como Atlanta, poco importan las formas. Los Bulls trasladaron el partido a las trincheras y viajan al Philips Arena pletóricos de moral tras reencontrarse con su identidad.

    Derrick Rose quiso conmemorar su elección oficial como MVP de la temporada regular con un partidazo para enmarcar. Pese a los 8 balones perdidos, el base de la Universidad de Memphis flirteó con el triple doble (25 puntos, 6 rebotes, 10 asistencias) y fue el líder perfecto que necesitaba Chicago en uno de los momentos de estos playoffs para la franquicia de Illinois. Rose contó con la inestimable ayuda de dos escuderos incansables. (19 puntos, 14 rebotes) y (14 puntos, 12 rebotes) dominaron la pintura e impusieron su autoridad ante las torres de los Hawks. El tercer partido de la serie se disputa en Atlanta la madrugada del viernes al sábado (1.00h).

  • Lakers 81 Mavericks 93
  • No se puede jugar peor al baloncesto. Ni los más viejos del lugar recordaban un partido tan lamentable de los Lakers, hasta anoche candidatos al threepeat. El rostro desencajado de Jack Nicholson en los últimos segundos del esperpento lo decía todo. Alerta roja en L.A. Si no es capaz de provocar una metamorfosis en las próximas 48 horas, su última temporada en la NBA finalizará de forma abrupta e inesperada. Los actuales campeones han jugado con fuego durante los últimos meses y Dallas es un equipo demasiado serio como para dejar pasar la oportunidad de clasificarse para la final de conferencia.

    Es imposible ganar un partido de playoffs NBA metiendo únicamente 2 triples de 20 intentos. Es indigno de un aspirante al título quedarse en un 55% en tiros libres. Es utópico pensar en eliminar a Dallas con la ridícula aportación de Fisher (4 puntos), Blake (0 puntos, quizá jugó el peor partido de su carrera), o Barnes (0 puntos). Y lamentablemente (13 puntos, 10 rebotes) sigue sin encontar su nivel. Le falta rapidez de piernas, confianza en el tiro, agresividad bajo el tablero. Anoche, además, fue incapaz de defender a (24 puntos, 7 rebotes). Partidazo enorme del alemán, un martillo pilón para los Lakers durante todo el duelo. Metió tiros imposibles tras reverso, suspensiones de manual y apareció en la recta final para sentenciar con un 2+1 tras falta de Gasol. Genial en la dirección Rick Carlisle. El técnico de los Mavericks ofreció un completo recital de control del juego, entendiendo en todo momento las necesidades de su equipo. Muy superior a Phil Jackson, desbordado ante el caos reinante en L.A. Los minutos de J.J. Barea en pista fueron especialmente demoledores para Derek Fisher y Steve Blake, incapaces de contener la eléctricidad del playmaker nacido en Puerto Rico.

    La magia de no es suficiente esta vez. Por respeto al corazón del campeón, no hablaremos de fin de ciclo. Todavía… La serie se traslada a Texas. La tercera batalla de la eliminatoria tendrá lugar en la madrugada del viernes al sábado (3.30h)


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.