Doc Rivers en el quinto partido de la serie ante Miami Heat en 2011

Doc Rivers operado con éxito de la garganta

regresó a Boston desde su casa de Orlando para ser sometido el martes a una operación de garganta con el fin de extirparle un pólipo. El club ha informado de que el tumor era benigno y que no padece cáncer.

Rivers ha querido tranquilizar a su entorno y hacer público su estado de salud. “Gracias a todos los que se han interesado por mi estado. No puedo hablar en dos semanas, lo cual seguro que hace muy feliz a mis jugadores y a mi familia. Pero en serio, insto a todos los entrenadores a que examinen sus gargantas. Sometemos a nuestras cuerdas vocales a un gran estrés durante el transcurso de la temporada”.

Por su parte, , hijo del técnico (además de una de las mayores promesas del baloncesto en los institutos de EE.UU y que formará parte de la universidad de Duke en otoño), después de la intervención pidió en Twitter una oración para desear una pronta recuperación a su padre.

En el pasado mes de octubre, Rivers se sometió a una biopsia para determinar si las lesiones encontradas en su garganta durante un control rutinario eran cancerígenas pero los resultados fueron negativos. Rivers ha comentado que se somete a estos exámenes periódicos tras el consejo de su colega de profesión y predecesor en los .

Rivers continuará de forma habitual en su labor al frente de Boston Celtics, ya que tanto club como entrenador decidieron ampliar la semana pasada el contrato que les unía por cinco temporada más.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.