Fisher sigue firme

Continúan los movimientos para llegar a un acuedo que acabe con el y ponga la liga en marcha. En este caso, el presidente de la asociación de jugadores y base de Los Ángeles , , ha querido recordar a los suyos la posición que mantienen en este conflicto, a través de una carta. En ella, apela a la unidad y la paciencia y destaca que hay circunstancias en las que tienen que mantenerse firmes.

Además, Fisher cree que los propietarios tienen una brecha entre ellos y que eso puede llevar a un acuerdo final entre las partes: “Hay un número de dueños de equipos que no se perderán la temporada por un tope salarial fuerte. Hemos sido claros desde el primer día y no podemos firmar un acuerdo que incluya un tope salarial duro para los equipos. Eso no ha cambiado. A menos que el grupo que representamos nos indique lo contrario, estamos dispuestos a mantener la línea durante el tiempo que sea necesario para preservar el sistema que hemos trabajado tan duramente para construir. Tendrán lo que necesiten de nosotros, pero no podemos permitir que eso pase chicos. Bajo ninguna circunstancia”.

El sindicato tenía prevista una reunión hoy en Miami, pero finalmente se canceló. Pero sin embargo, hay programadas reuniones para hoy y puede que mañana en pequeños grupos de ambas partes. Ya se habla de que para conseguir que la temporada comience sin retraso el próximo 1 de noviembre, se tendría que llegar a un acuerdo antes del 15 de octubre. De momento, recordemos que el pasado viernes ya se pospusieron indefinidamente los campos de entrenamiento y se cancelaron 43 partidos de pretemporada.

En la última reunión, los propietarios ofrecieron a los jugadores obtener un 46% de los ingresos que obtenga la liga. En el anterior acuerdo, la cantidad era del 57%, mientras que los jugadores estarían dispuestos a obtener un 54%, incluyendo una cláusula que les aumentara este ingreso, en caso de que la cantidad percibida por la liga sea mayor. Pero el principal problema sigue siendo el tope salarial duro. Los propietarios plantearon la posibilidad de llegar a un acuerdo sin aplicar esta medida, pero parece que la mayoría lo ve como algo necesario para tratar de paliar los 300 millones de dólares en pérdidas de la temporada pasada. Por su parte, el jefe del sindicato, , aseguró que los jugadores deberían sacrificar media temporada para conseguir un acuerdo que no aplicara un tope salarial duro.

Pero Fisher también quiso dejar claro en su carta que se cuenta con los jugadores para tomar todas las decisiones y que les tiene muy valorados: “Vosotros tenéis la voz definitiva y el poder en estas negociaciones. Los que estamos en la sala de negociaciones con la NBA no podemos aceptar ningún punto de acuerdo, bueno o malo, sin vuestro voto. A pesar de lo que podáis oir, no tenemos esa autoridad”. “Somos un grupo de empresarios de los más talentosos e inteligentes y dueños de negocios en el mundo. Hemos construido nuestras propias marcas y hemos puesto en marcha nuestras empresas y las de los demás, ayudando a nuestras comunidades. Tengo esto muy presente en mi mente cada vez que entramos a una sesión de negociación”.

Fuente | ESPN


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.