Indiana arrolla a los Heat, y se adelanta en la serie

Segundo partido sin , y segunda derrota en la serie. Los se vieron desbordados por Indiana, que se impuso con rotundidad y justicia por 92-75. Este resultado supone que los se pongan 2-1 en una eliminatoria que tendrá su próxima cita el domingo en el mismo escenario que anoche.

Hasta el descanso (43-43) se mantuvo la igualdad en el marcador, pero tras la reanudación los Pacers volvieron a aprovecharse hábilmente de la baja de Bosh para percutir en la pintura – 52 rebotes para Indiana, por 36 de Miami -. Esta vez fue Roy Hibbert quien se encargó de pasearse a sus anchas por la zona – gracias a sus 19 puntos, 18 rebotes y 5 tapones -, castigando todos los huecos y las malas defensas de los Heat. El perímetro fue cosa de un Danny Granger – 17 puntos y 7 rebotes – y de un George Hill – 20 puntos y 5 asistencias -, que se encargaron de mantener siempre la diferencia.

“Todos hemos trabajado de manera conjunta y hasta el final. No vamos a retroceder ni un paso ante ningún equipo”, relataba un exultante David West tras el partido. Para el entrenador de los Pacers, Frank Vogel, aún no se deben lanzar las campanas al vuelo con esta victoria porque “todavía queda mucho trabajo por hacer. Aunque tampoco vamos a negar que estamos muy contentos con la victoria”.

Tras ver la cara del triunfo, enseñó la más amarga de la derrota. La estrella de los Heat tuvo una bronca con su entrenador, , durante el tercer cuarto – donde sólo fueron capaces de anotar 12 puntos, estableciéndose los parciales que se mantendrían hasta el final -. La discusión dialéctica entre ambos no pasó de ahí, y tanto uno como otro optaron después del partido por olvidar el encontronazo. “Yo ni siquiera recuerdo lo que estáis hablando”, dijo Wade a los periodistas. Para Spoelstra “esos choques son normales. Muchas veces mis jugadores me dirán cosas que no me gusten, pero esos asuntos se superan. Dwyane y yo llevamos mucho tiempo juntos en esto, y de verdad que no ha pasado nada”.

El roce entre los dos es una muestra de que Miami le está perdiendo poco a poco la cara a esta serie. Los Heat tuvieron anoche en Lebron James – 22 puntos y 7 rebotes-  y en Mario Chalmers – 25 puntos y 5 asistencias – su sostén, pero al igual que pasó en el Game 2, los de Spoelstra necesitarán mucho más para superar a unos enrachados Pacers.

Para James, la explicación a las derrotas es muy simple: “Ellos están jugando un mejor baloncesto, y nosotros no estamos jugando así. Ellos están agresivos en defensa, y nosotros ni siquiera estamos presionando bien atrás. Eso es lo que pasa”.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
  • fabrice

    jaja

  • Yoymiyo

    ¡Qué gran comentario el de arriba!
    LeBron lo ha dicho claro… Pero que nadie de por muertos a los Heat, sería un error. Mañana ya sabremos que pasa, si ganan los Heat, hay serie, si gana Indiana, Miami necesitaría un milagro en forma de Big Three para pasar la serie…