blazers_injured_bn

Injured Blazers, la historia negra continúa

El anuncio de retirada de Brandon Roy es otro episodio de la terrorífica historia de los Portland Trail con las lesiones. En relativamente poco espacio de tiempo la evolución de este equipo ha estado marcado por brillantes jugadores con lesiones terroríficas, y por apuestas seguras que se han tornado en fracasos estrepitosos por culpa de la mala suerte con las lesiones. Repasemos algunos de los más notables, y que nos permiten hablar de unos PORTLAND INJURED BLAZERS:

En los años 70, cuando todavía coexistían NBA y ABA, Bill Walton fue elegido nº 1 del … ¡¡en las dos competiciones!!. Su destino final fueron los Blazers, en la NBA, y él es historia viva del único campeonato que ganó el equipo de Oregon en toda su historia. Esa temporada, la del único anillo (1976-77) el padre de Luke Walton alcanzó en liga regular la cifra mágica de los 65 partidos. ¿Mágica? Sí, fue la única temporada, siendo un Blazer, que alcanzó esa cifra, y lo hizo promediando más de 18 puntos y más de 14 rebotes por partido, lo que le valieron para ser el MVP de la temporada.

La temporada siguiente Walton parecía imparable, pero una lesión en el partido nº 58 le privó de acumular trofeos. Con 58 partidos disputados promediaba 18.9 puntos, 13.2 rebotes y 5 asistencias por partido. Sus Blazers firmaron un 50-10 en los primeros sesenta partidos de competición, para acabar con un 58-24. Es decir, la marca sin Walton fue de 8-14. Pudo marcar una época en la franquicia, pero una lesión truncó el inicio de una dinastía.

Los Blazers eligieron a Sam Bowie en el nº 2 del draft de 1984. Si las previsiones se hubiesen cumplido el equipo de Oregon tendría un center de garantías y para años en la franquicia. Si las previsiones se hubiesen cumplido estariamos hablando de un error porque los Chicago Bulls eligieron a un tal en el número 3. Pero no sólo las previsiones no se cumplieron, sino que las lesiones dejaron a Sam Bowie sin margen para devolver la confianza que los Blazers habían depositado en él. En cuatro temporadas en la franquicia disputó 139 partidos (un 42% de los disputados por su equipo), antes de ser traspasado a los Nets.

Sabonis llegó a la NBA a los 31 (tarde, muy tarde). No lo hizo antes por sus lesiones. ¡Pero los Blazers lo habían seleccionado nueve años antes! Sin duda otro golpe de la diosa fortuna contra Portland. Si Arvydas Sabonis no hubiese tenido lesiones en la rodilla y si las autoridades soviéticas hubiesen sido más permisivas estaríamos hablando de un center histórico, un top-5 de la historia en su posición. No fue así. Sabonis puso el grano de arena lituano en la leyenda negra de los “Injured Blazers”

El draft del 2007 tenía una incógnita ¿quién será el número 3?. Porque estaba claro que Greg Oden y Kevin Durant iban a ser los dos primeros. Otra incógnita era en qué orden… y los Blazers eligieron a Oden. Y la historia moderna de la franquicia cambió. Oden no disputó ni un minuto de la que iba a ser su primer año como profesional, disputó 61 partidos en su año de rookie (2008-09), y tras 21 partidos en la temporada 2009-10 cayó lesionado, no ha jugado más y no se le espera pronto porque ha vuelto a sufrir una nueva recaída. Sumando tenemos 82 partidos en cuatro temporadas posibles. Es decir, ha jugado un cuarto de lo que podría haber jugado.

Salvando las distancias (ya no tantas), estamos hablando de un caso similar al de Sam Bowie. ¿Qué hubiera pasado en la historia de los Blazers si hubiesen elegido a Kevin Durant? ¿Qué hubiera pasado si en 1984 hubiesen elegido a Michal Jordan?

En defensa de los Blazers diremos que a Brandon Roy no lo eligieron ellos en 2006. Roy fue elegido por los Wolves (con el nº 6 del draft) y traspasado a los Blazers sin debutar en Minnesota. En su primer año como profesional fue rookie del año. Su rendimiento en los primeros años fue muy superior a contemporáneos elegidos en mejor posición que él .

Su mejor temporada (2008-2009) fue la temporada en la que más partidos jugó (78), firmando unos números brillantes: 22.6 puntos, 4.7 rebotes, 5.1 asistencias, 1.1 robos, 48% en tiros de campo. No es de extrañar que le concediese todos los galones, por delante de o de cualquier otro jugador de la franquicia. Incluso que impusiera el ritmo que mejor iba a Roy, para desesperación de muchos aficionados (entre ellos los acérrimos de Rudy Fernández).

Las rodillas fueron minando su rendimiento hasta hacerle prácticamente desaparecer del mapa la pasada temporada. Los informes médicos eran sumamente pesimistas y nos dibujaban un jugador que debería asumir un rol muy secundario. Las rodillas de Roy transformaron a la estrella en un jugador mediocre. Quizás por ello ha decidido retirarse.

Muy pronto sin duda, tan pronto que ha agrandado la leyenda. La leyenda de los Injured Blazers

Fuente: Bleacherreport | ESPN classic


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
  • Pingback: Bitacoras.com()

  • Kampa

    Tambien se lesionara muy gravemente Darius Miles en una jugada realmente absurda, que lo dejo en blanco un par de años.