La primera noche de Ricky Rubio en el Staples Center

continúa con su debut por las canchas de la NBA y ayer tocaba visita al Staples Center de Los Angeles para jugar contra los Clippers. En los últimos partidos, Rubio no está tirando bien a canasta, pero una vez más volvió a demostrar que es un gran jugador en el que se puede confiar en los momentos decisivos: anotó el triple que empataba el encuentro a falta de 20 segundos y posteriormente taponó una entrada a canasta de Chauncey Billups, lo que permitió que los disfrutarán de la última posesión de la noche para llevarse el triunfo.

“No era mi mejor noche y había fallado muchos tiros, pero a pesar de eso mi confianza estaba allí; es algo que he mejorado este año. He aprendido que la confianza es lo último que tienes que perder, y que si fallas 10 tiros como hoy, tienes que seguir tirando porque si trabajas al final van a entrar”, manifestó Rubio en declaraciones a la Agencia EFE.

“Es imperturbable. Falló todos los tiros y llega y anota ese gran triple para empatar”, comentó su entrenador . “Lo que me gusta de él es que es un competidor. No se echa atrás ante nadie y planta cara. Está jugando muy bien todo el año; ha jugado en los últimos cuartos de todos los partidos a pesar de no haber salido de titular”.

La alabanzas de Adelman no terminaron ahí: “Realmente tiene un don. Es un gran pasador a cancha abierta y es un jugador muy inteligente. Hay que darle confianza y dejarle porque posee esa habilidad. Es incluso mejor de lo que yo pensaba que iba a ser“.

Ricky Rubio no escondió su racha de cara al aro: “Hoy he fallado mucho pero sé que con más trabajo lo arreglaré. Cuando llevas unos partidos seguidos pesan las piernas y no es lo mismo que tirar en los entrenamientos; por eso tengo que poner mi cuerpo a punto. No le tengo miedo a nada dentro de la pista. Sí lo tengo a muchas cosas fuera, pero del baloncesto no”.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.