La última lección del maestro

Pese a la humillante derrota en el American Airlines Center, se mantuvo impasible, inalterable, con esa media sonrisa risueña de quien siente que ha cumplido con su misión. Dallas completó la eliminatoria perfecta y barre a los Lakers. firmó la sentencia del campeón con 32 puntos y una serie de 9/10 en triples. Los Mavericks, con absoluto merecimiento, disputarán la final de conferencia Oeste. Analizando su nivel en las últimas semanas, no es ninguna locura calificar al equipo de Rick Carlisle como aspirante al anillo. En el Este, Atlanta iguala con Chicago (2-2) gracias al partidazo de Josh Smith.

  • Mavericks 122 Lakers 86
  • “This will be my last game”. Con estas seis palabras anunció Phil Jackson su retirada. Tras veinte años de vino, anillos y rosas, el Maestro Zen regresa a su rancho en Flathead Lake, Montana. Se despide el alquimista, nace la leyenda. Jackson dirigió anoche en el American Airlines Center su último partido en la NBA. No fue el epílogo soñado. Cualquier guionista de Hollywood hubiera ideado otro final. El mejor entrenador en la historia de la liga merecía otro adiós. Para la eternidad quedan sus dos décadas en los banquillos. Sus once anillos de campeón. Sus lecciones inolvidables. Su conocimiento del juego. Su capacidad para entender la psicología de grandes egos como , Dennis Rodman, o Shaquille O’Neal. Su triangulo ofensivo, heredado del genio Tex Winter. Sin él, la NBA pierde un auténtico referente, un genio irrepetible.

    Dallas olió la sangre del defensor del título y no paró hasta despedazarlo en cuatro partidos. Los Mavericks obviaron los sentimentalismos y acceden por derecho propio a la final de la conferencia Oeste. Lakers al margen, han jugado una serie perfecta. Baloncesto de laboratorio en defensa. Genialidad, pausa, talento y criterio en ataque. Son candidatos al anillo. Así de rotundo. Tienen al -hasta anoche- auténtico MVP de los playoffs, . Lo mete casi todo. Disponen además de , uno de los mejores bases en la historia del juego, que atraviesa por una tercera juventud y un momento de especial dulzura en el tiro exterior. Chandler y Marion aportan intensidad, fortaleza interior, versatilidad, rebote e intimidación. Y mucha atención a la profundidad de la rotación tejana. Jason Terry resulta letal como sexto hombre (anoche enchufó 32 puntos con una serie de 9/10 en triples), es el tirador impenitente que fue en Sacramento (21 puntos, 7/7 en tiros de campo, 6/6 en triples) y J.J. Barea se encarga de dinamitar defensas con su endemoniada rapidez. Es muy posible que la retirada de Phil Jackson o la crisis de los Lakers eclipse la importancia de estos Mavericks. Pero sería injusto. Han sido mejores. Muy superiores. Han barrido al campeón. Que tomen nota Chicago, Boston y Miami.

    En los Lakers se abre un periodo de cierta incertidumbre. Pero es una osadía hablar del fin de una dinastía si Kobe Bryant y Pau Gasol siguen el próximo año. Son demasiado buenos. Confirmado el adiós de Jackson, la primera incógnita se centra en conocer el nombre del futuro técnico. La alternativa continuista de Brian Shaw es la mejor situada, pero no la única. Y, como ocurre en todas las grandes franquicias, es muy posible que esta humillante derrota tenga consecuencias notables en lo que a configuración de la plantilla se refiere. o expulsados anoche– podrían cambiar de aires en los próximos meses. Pese a las críticas recibidas por su apática y flojísima eliminatoria ante Dallas, resulta casi utópico pensar en un traspaso que involucre a Gasol. Jerry Buss se esforzará por mantener a Pau junto a Kobe Bryant. Ambos tienen desde hoy una misión. Pelear por el anillo en 2012. Los Lakers siempre vuelven. Siempre.

  • Hawks 100 Bulls 88
  • Se las prometían muy felices los Bulls tras el recital de Derrick Rose en el tercer partido. Pero para jugar una final de conferencia hay que sufrir. Y aprender lecciones. Chicago tuvo la suya anoche en el Philips Arena. No se puede dar por muerto a un equipo con un corazón como el que tiene Atlanta. Ni a un jugador imprevisible como Josh Smith. El pivot nacido en College Park, Georgia, realizó su mejor encuentro de estos playoffs (23 puntos, 16 rebotes, 8 asistencias) y los Hawks vuelven a sembrar de dudas el camino de los Bulls hacia la siguiente ronda. Joe Johnson (24 puntos con una serie de 9/14 en tiros de campo) y Al Horford (20 puntos, 5 rebotes) generaron la energía necesaria desde el perímetro y la pintura para que Atlanta vuelva a soñar con hacer algo grande en estos playoffs. El equipo con el quinto mejor record del Este cimentó su triunfo en un extraordinario último cuarto (33-19). De nada sirvieron los 34 puntos (12/32 en tiros de campo) y 10 asistencias de Derrick Rose. La serie regresa a Chicago la madrugada del martes al miércoles (2.00h) con un apasionante empate a dos.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.