Tom Thibodeau

Los Bulls, a un paso de la eliminación

La caída en primera ronda de los Playoffs está más cerca que nunca para los . La derrota cosechada anoche por 89-82 ante Philadelphia – 3-1 a su favor – deja al equipo de Chicago con la imperiosa obligación de ganar el próximo partido, que se jugará este martes en el United Center, si no quieren caer eliminados a las primeras de cambio.

“Cuando juegas, tienes que ser feliz. Eso es lo que realmente te ayuda”, señalaba al finalizar el encuentro. Él – 20 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias – y – 22 puntos, 8 rebotes y 3 tapones – fueron los verdugos de unos Bulls faltos de chispa e intensidad, que notaron más que nunca la baja de , así como la de Joakim Noah.

Si los 76ers pasan esta serie, serían el quinto equipo en la historia de la NBA que gana una eliminatoria de cuartos de final de Playoffs habiendo quedado octavo en la regular season. Tal proeza tiene precedentes en el año pasado, cuando Memphis derrotó a San Antonio Spurs; los otros equipos que los consiguieron fueron Golden State Warriors en 2007, New York en 1999 y Denver en 1994.

“No estoy preocupado por eso”, dijo el entrenador de los Bulls, . “Estoy preocupado por el próximo partido. Tenemos que ganarlo como sea”, añadió Thibodeau. – máximo anotador de Chicago anoche, con 23 puntos y 11 rebotes – mostraba claramente su enfado con la defensa realizada en los últimos minutos del choque: “No se puede repetir una actuación así. En pocas palabras, tenemos que jugar mucho mejor en defensa, y no podemos estar siempre quejándonos de los árbitros. Lo que hay que hacer es intentar dejar a Philadelphia en 17/18 puntos en el último cuarto”.

Lo cierto es que ahora los Sixers están viviendo una situación soñada, muy diferente a la vivida en temporadas anteriores. Desde 2001, cuando jugaron la final de la NBA frente a los Lakers, no ganaban tres partidos de manera consecutiva en una serie de Playoffs. A ello se suma que fue en 2003 cuando ganaron su última eliminatoria de Playoffs. Además, para más inri, la última vez que Philadelphia tuvo una ventaja de 3-1 en una serie al mejor de siete partidos fue en las semifinales de la Conferencia Este de 1984.

Sin embargo, datos así no parecen amedrentar a unos 76ers que esperan hacer el mismo ruido en la siguiente ronda, tal y como señala Holiday: “Tenemos que jugar el quinto partido como si fuera el último que jugáramos. Vamos a Chicago para ganar”.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
  • yomerito

    Si los 76 quieren ganar la serie tienen que ganar el proximo partido a como de lugar! cueste lo que cueste!, Chicago, sin sus estrellas nos ha demostrado que puede ganar, pero estan desmoralizados, lamentablemente eso es evidente, eso lo tienen que aprovechar los 76, si pierden en chicago los dejan vivos y es posible que se les complique, a estas alturas cualquiera de los dos equipos puede llevarse la serie…

  • Slevin

    Francamente dudo mucho que pase Chicago, ha perdido la ventaja de campo, aunque milagrosamente ganen en Chicago, perderan en Philadelphia

  • betrayer

    No solo son las bajas, es sobretodo el estado anímico, Philadelphia va a tope y no tiene nada que perder, y Chicago está con la moral por los suelos, tanto trabajar durante la temporada regular para ahora encontrarse con los graves problemas de lesiones, es una pena.