El de Chris Paul a los Clippers es hasta ahora el gran movimiento

Los Clippers aumentarán el precio de sus entradas un 15%

El considerado peor equipo de la NBA durante las dos últimas décadas está dispuesta a cambiar la historia. La explosión de Blake Griffin y el fichaje de Chris Paul han convertido a un equipo habitual de la “lottery” del draft en uno de los equipos más potentes y atractivos de la Conferencia Oeste. Y, para sus fans, este cambio de estatus tendrá un precio.

Los anunciaron este jueves en un comunicado un aumento del precio de sus entradas de cara a la próxima temporada. Según la propia franquicia, este incremento será de un 15% de media, con la mitad de las localidades (unas 9.000) subiendo su valor en un 11% o menos.

“Hemos estudiado detenidamente nuestra estrategia de precios, y hemos desarrollado un plan conscientes del impacto en nuestra base de aficionados que a la vez nos permita competir al máximo nivel en la NBA”, manifestó el presidente de los Clippers, Andy Roeser. “Nuestro objetivo es ofrecer una de las opciones de entretenimiento más atractivas del sur de California”.

La llegada de Chris Paul sirvió para que todos los abonos de temporada se agotaran, y el equipo angelino cuenta todos sus partidos en su feudo del Staples Center con llenos. La decisión de aumentar los precios, pues, era casi inevitable.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
  • Kampa

    Que sera de los aficionados de toda la vida, que iban al pabellon aunque perdieran de paliza, y que ahora porque su equipo esta de moda tendran que pagar mas. Lo del equipo pobre no era solo porque perdian, era por la gente que “llenaba” su grada. Ya decian que el dueño de Clippers era un agarrao xD

  • JArdana

    Me parece que los Clippers se están columpiando…como dice Kampa…imagino a un aficionado pensando:”O sea, te pago abonos casi sin poder durante años y años de mierda ¿y ahora me lo subes porque estáis de moda?”

    Asqueroso dinero…

  • Creo que llevaban 5-6 años sin subir los precios, era inevitable que la subida llegara tarde o temprano y no podían demorarlo más.