102828570MH020_Tracy_Reese_

Más minutos hoy para Bosh; la Thundermanía se dispara en Oklahoma

La hora de la Final de la NBA entre los y ya ha llegado. Esta madrugada (3:00 A.M., hora española) el Chesapeake Energy Arena será testigo de excepción del primer partido de la serie al mejor de 7, y ambos equipos tienen ya afiladas sus armas para la contienda que se avecina.

Por parte de Miami, Erik Spoelstra duda en poner a en el quinteto titular o mantenerlo de primeras en el banquillo – jugó de reserva los últimos 3 partidos de la Final del Este ante Boston –. “Voy a decidirlo todo por la noche [antes del partido]”, dijo un Spoelstra para el que Bosh “puede jugar más minutos. Veremos qué pasa porque antes él era capaz de jugar 31 minutos. Aunque creo que según avance la serie, él seguro que mejorará”.

Los Heat contarán casi en plenitud con su `Big Three´, pero se ha desmotrado que la aportación de jugadores como Mario Chalmers, Mike Miller, Udonis Haslem o Shane Battier ha sido un pilar fundamental en los partidos decisivos. Precisamente, Battier sabe de la repercusión del duelo entre los dos equipos, ya que “es algo grandioso para la NBA. Espero una audiencia récord, lo cual es increíble. Además, estoy deseando ver a Kevin [Durant] frente a , sin duda un gran duelo”.

Inevitablemente, muchas de las miras se van a concentrar en el duopolio Durant – LeBron, pero ambos han insistido hasta la saciedad en que la serie es mucho más que una batalla individual. Es la primera vez que el jugador más valioso y el máximo anotador de la temporada se enfrentan en la Final de la NBA desde 1997, justo cuando los Bulls de Michael Jordan eliminaron al entonces MVP de Utah Jazz, Karl Malone.

“Todos van a intentar sacar provecho de mi duelo con LeBron, pero esto es un Thunder vs. Heat. No va a ser un duelo uno contra uno para ganar la serie, sino que todo va a girar en torno al equipo”, señaló inteligentemente Durant.

sabe que “será un gran reto” afrontar este partido ante Oklahoma, quienes están contagiados por la `Thundermanía´ que se ha instaurado con peso en la ciudad. “En mi caso es la tercera vez en una final en nueve años”, dijo Wade. “Hay muchos que no han tenido siquiera una oportunidad. Por supuesto, el estar en la final ya es un honor. Pero uno busca ganarla”.

Las estadísticas en finales bajo el formato 2-3-2, estadísticamente hablando, favorecen al equipo que posea la ventaja de campo, y en este caso son los Thunder. De los 27 equipos que han contado con el factor cancha a su favor desde 1985, 20 fueron campeones. Además, sólo en dos ocasiones en esos últimos 27 años, la franquicia que se proclamó campeona fue capaz de ganar los 3 partidos que se disputaron de manera consecutiva en su cancha. Sin duda, todo un reto.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.