Respuesta de Lakers en Boston

Kobe Bryant contra los CelticsGran contra los (Photo by Brian Babineau)

La mala imagen, las derrotas ante rivales de toda condición y el pobre juego se han difuminado tras los últimos partidos dando paso a una sensación de cautela y esperanza. Hablo de los . Después de la victoria de anoche en el TD Garden, el equipo de Phil Jackson parece querer enderezar el rumbo de la temporada gracias al impulso que le dan estos tres triunfos consecutivos en ciudades complicadas como son New Orleans, Memphis y Boston.

Además, desde la derrota de Los Angeles ante los Celtics en las Finales de 2008, se está convirtiendo en tradición que los Lakers arranquen un triunfo en la única visita que realizan a Massachusetts cada regular season. Victorias en 2009 y 2010 por un punto cada una. La de ayer fue algo más sencilla pero también igualada, 86-92.

Una vez que Ray Allen consiguió su récord, la energía de jugadores y público fue desapareciendo hasta quedar en nada. Viendo las imágenes del Garden alborotado por los 2561 triples de , me quedo con la Doc Rivers en ese momento: serio, cauto, sospechando lo que podía pasar después, el efecto espuma gaseosa. Y así fue. Eso sumado a una excelente defensa de Lakers en la segunda mitad, dejó unas estadísticas bien claras:

· Acierto en tiros de campo de Celtics en segunda parte: 30.2%
· 36-47 en rebotes para Lakers
· 30-52 en la pintura para Lakers
· Kobe Bryant 20 de sus 23 puntos en los dos últimos cuartos (decimoquinta vez que anota 20 puntos o más en una parte, es el líder de la liga en ese apartado)

Paul Pierce contra Ron Artest(Photo by Brian Babineau)

Con el equipo de Boston tan frío como las temperaturas de los aledaños del TD Garden, Kobe Bryant (23 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias), (20 puntos, 10 rebotes, 4 asistencias), Andrew Bynum (16 puntos, 9 rebotes, 34 minutos, su máximo del año) y Lamar Odom (10 puntos, 12 rebotes, 3 tapones) desplegaron su mejor juego en los dos últimos cuartos con poca oposición por parte de unos verdes faltos de fuerza y profundidad de banquillo. Y eso que aprovecharon resquicios como cuando los Lakers se quedaron con 3 jugadores por un tremendo golpe entre Gasol y Odom (vídeo).

A las bajas sabidas por parte de los Celtics, Nate Robinson apenas pudo jugar y se tuvo que ir al vestuario tras cuatro minutos en pista. Ray Allen (20 puntos, 8/18 en tiros) fue el máximo anotador del equipo local, mientras que (15 puntos), Kevin Garnett (10 puntos, 11 rebotes, 5 asistencias) y Rajon Rondo (12 puntos, 10 asistencias) hicieron algo pero se quedaron muy lejos de su mejor nivel. Lo que está claro es que en una hipotética final, los Celtics lo pasarían muy mal ante el tamaño de los Lakers si les siguen faltando los dos O´Neal (Boston es el peor equipo en rebotes ofensivos de la NBA).

Con este resultado, los Lakers (37-16) se acercan a los Celtics (38-14) en el global. Boston acumula un mediocre 5-5 en los últimos 10 partidos y Miami (38-14) se les ha echado encima. Para más inri, el domingo a las 19:00 (hora española), Celtics-Heat, la supremacía del Este en juego.

¿Volveremos a ver un Celtics-Lakers esta temporada? En caso afirmativo será más divertido que el de anoche, eso seguro.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.