Se rompen las negociaciones

Las negociaciones para terminar con el en la NBA se han vuelto a romper. A pesar de haberse reunido durante tres días seguidos por un total de casi 30 horas con la participación de un mediador federal, propietarios y jugadores continúan muy distanciados en varios puntos.

La reunión del jueves ha terminado de la peor forma posible, con ambos colectivos lanzándose acusaciones y con George Cohen, el mediador, apartándose momentáneamente del proceso reconociendo que “ninguna propuesta serviría en este momento para pedir a las partes que siguiera la mediación”.

, el presidente del sindicato, descartó realizar declaraciones suaves: Quiero dejar claro que han mentido a la prensa. Es así de simple. Hemos pasado los últimos días tratando de buscar una solución que no fuera una victoria para cada bando pero que nos permitiera volver a jugar y que el resto de trabajadores y comunidades alrededor de la NBA regresarán a su ritmo habitual, pero nuestra opinión es que nada de eso le interesa a la NBA en este punto. Lo que les interesa ahora es contar a la prensa historias que no son verdad.

volvió a afirmar lo que lleva diciendo varios meses, que este lockout estaba “preconcebido, preordenado y predestinado”.

Por el otro lado, , reemplazando a un aquejado de gripe, reconoció que “los jugadores lo han dejado claro. Si no no nos movíamos más allá del 50% (en el reparto del BRI) no había nada más de lo que seguir hablando. Y ahí es cuando se rompieron las negociaciones.”

Al parecer NBA y estaban progresando moderadamente en algunos acuerdos como la mid-level exception, algunos ajustes a la escala de rookies y otros puntos, pero esa sensación de progreso se rompió en el último encuentro. Según reportes filtrados por el sindicato, los propietarios han endurecido aún más su postura tras las dos reuniones que han mantenido entre ellos. Esas filtraciones apuntan a que la presencia de Paul Allen en la última reunión con los jugadores estaba motivada para que el dueño de los Blazers dejara bien claro que los propietarios no iban a ceder en su empeño de un nuevo acuerdo con considerables recortes para los jugadores.

Una fuente anónima de la NBPA trasladó al periodista Alex Kennedy que algunos propietarios de grandes mercados como James Dolan (Knicks) y Mark Cuban (Mavs) querían cerrar un acuerdo pero que otros no están por la labor e incluso Peter Holt (Spurs) atacó directamente a los jugadores diciéndoles que “aún no habían sufrido lo suficiente” (refiriéndose a que hasta le 15 de noviembre los jugadores no perderán su primer cheque de la temporada).

La ruptura de las negociaciones implica que en próximas horas o días, nuevos partidos oficiales de la temporada regular serán cancelados. Probablemente el resto de la competición programada para el mes de noviembre se cancelará a más tardar el próximo lunes.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.