demarcus-cousins

Sin DeMarcus Cousins y sin Rudy Gay, otra derrota más para los Kings

106 – 99

No es que los Jazz sean precisamente un fortín en su casa (10-12), pero las bajas de y en los Kings están pesando mucho a la hora de poder arrancar victorias. Y más aún si encima también tiene problemas , que tuvo que marcharse del encuentro en el tercer cuarto.

A pesar de todos estos condicionantes, y yendo hasta 20 puntos abajo en el marcador, intentaron apretar los dientes para recortar distancias, y no se quedaron tan lejos de ello. Jason Thompson anotó su máximo de la temporada con 19 puntos y atrapó 11 rebotes, mientras que Derrick Williams tuvo 17 puntos y 15 rebotes.

“Algunos de nuestros chicos estaban como…¿qué vamos a hacer ahora? Ahora tenemos también a Isaiah Thomas fuera, aparte de Rudy y DeMarcus”, indicó el entrenador de Sacramento, Mike Malone. “Nosotros hicimos todo lo que pudimos para alargar el partido e intentar darnos la oportunidad de ganar”.

Por parte de los locales, logró 17 puntos y 12 rebotes, y sumó sus 16 puntos y 11 rebotes. Enes Kanter aportaría 16 tantos y Jeremy Evans acabó con 14 puntos y 10 rebotes.

“Si construyes una ventaja como la que teníamos, entonces es más fácil que tengas algunos fallos en la parte final”, explicó Gordon Hayward. “Siempre tienes ese pequeño margen de error. Es una buena sensación salir del último lugar del Oeste. Es un paso adelante para nosotros como equipo”.

Estadísticas obtenidas de Elias Sports Bureau, Basketball Reference y NBA.com


Newsletter | Canal Telegram | Apóyanos
nbamaniacs no termina aquí. Suscríbete a nuestra newsletter o síguenos en nuestro canal privado de Telegram en el que contamos cosas que ocurren entre bastidores.
  • Franco

    Derrick Williams esta jugando bastante bien, ojala puedan recuperar a este jugador por que lo que hacia cuando estaba en la universidad era espectacular.

  • Rafa5M

    Espero que Sacramento empiece a trabajar en todas las facetas de juego de Williams. Yo creo que el tiene la capacidad para aprender y llegar en algún momento al jugador que todos pensaban que iba a ser