Cleveland-arrasados.jpeg

Sobre el desastre de Cleveland en Los Angeles

Cavaliers arrasados por los Lakers

(AP Photo/Jae C. Hong)

Llevaba varios días queriendo escribir un pequeño post sobre el último partido que jugaron los Heat en Portland. Fue un encuentro complicado para ellos que se acabaron llevando en la prórroga y que nos dejó varias actuaciones destacadas entre la plantilla de Miami.

Cinco inicial:
· LeBron James: 46 minutos, 44 puntos, 13 rebotes, 6 asistencias
· Dwyane Wade: 42 minutos, 34 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias
· Chris Bosh: 44 minutos, 18 puntos, 8 rebotes, sin asistencias
· Carlos Arroyo: 33 minutos, 2 puntos, 2 rebotes, 3 asistencias
· Zydrunas Ilgauskas: 18 minutos, sin puntos, 2 rebotes, 3 asistencias

Banquillo:
· James Jones: 25 minutos, 5 puntos
· Joel Anthony: 29 minutos, sin puntos, sin rebotes, sin asistencias
· Mario Chalmers: 20 minutos, 2 puntos, 5 rebotes
· Juwan Howard: 8 minutos, 2 puntos, 2 rebotes

Como veis, un partido típico del Big Three, influyendo escandalosamente en el marcador -también en el resultado del partido- y dejando al resto de compañeros de equipo como meras comparsas sin apenas más función que ocupar espacio en la pista. Lo cierto es que salvo las tres estrellas el resto son jugadores de segundo o tercer plano por lo que lo mejor que pueden hacer es apartarse y cumplir sus funciones.

Cuando LeBron James tomó The Decission este pasado verano, fue muy criticado entre otras motivos porque muchos decían que nadie le iba a ofrecer mejor equipo y mayor esfuerzo para conseguir un anillo que los , la única franquicia NBA de Ohio, su estado natal. Otros, como Gonzalo Vázquez, siempre han defendido a LeBron y en ese momento argumentaban que la auténtica realidad era que los Cavs como equipo consistían en un grupo de jugadores de segunda fila alrededor de El Elegido y que más temprano que tarde, la ciudad de Cleveland acabaría reconociendo que a King James no se le había rodeado tan bien para poder conseguir un anillo como se pretendía hacer creer.

Ahora echemos un vistazo al marcador de ayer en el Staples Center y pongámonos en perspectiva:

112 Cavaliers 57. Una paliza de las que hacen época.

· La menor anotación histórica de un equipo contra Lakers (antes eran 66)
· La tercera victoria más amplia de la historia de los Lakers. La mayor en 38 años.
· Kobe Bryant anotó 55 puntos en una mitad el día que consiguió 81 puntos.
· Al final del tercer cuarto el marcador era 92-41.
· La menor anotación histórica con reloj de 24 segundos pertenece a los Bulls, 49 puntos ante Miami en 1999.
· La mayor ventaja de la historia son +68 puntos. Diciembre 1991, irónicos protagonistas: Cavs 148 80.
· Los Cavs han perdido 20 partidos de los 21 últimos que han jugado, 11 de ellos seguidos.

El equipo que jugó ayer en Los Angeles como visitante estaba diezmado (Daniel Gibson, Anthony Parker, Joey Graham, Leon Powe y Anderson Varejao faltaron por lesión), pero aunque hubiesen estado todos, probablemente hubiesen perdido por 15 ó 20 puntos de diferencia a tenor de la espectacular racha negativa que acumulan.

Michael Jordan dejó Chicago en 1993 y al año siguiente los Bulls se quedaron a dos partidos de obtener el mejor record del Este. LeBron James abandonó a los Cavaliers en verano y ahora éstos son el peor equipo de la NBA. Si LeBron se lesionara o se fuera de Miami, al menos los Heat aún seguirían compitiendo y se meterían en Playoffs.

Por tanto, parece verdad, LeBron no estaba rodeado de un equipazo en Cleveland. Y ayer, cuando los Lakers ganaban ya por 50 puntos en el tercer cuarto, aprovechó para mandar un recado en Twitter a Dan Gilbert y a todos los que le machacaron desde Ohio meses atrás: “De locos. El karma es una putada. Te coge siempre. No es bueno desear el mal a nadie. Dios lo ve todo”


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
  • Pingback: Tweets that mention Sobre el desastre de Cleveland en Los Angeles | NBAmaniacs -- Topsy.com()

  • Pingback: Bitacoras.com()

  • C.C. Buxter

    Ante todo, reconocer que, nos guste o no su forma de ser, LeBron James es un jugadorazo (para mí, solo Kobe le supera). El partido contra Portland evidenció una vez más que, en los momentos complicados, del “Big Three” quien saca las castañas del fuego es “The chosen one” (toma juego de palabras). Con siete abajo y cuando todo parecía perdido, empezó a enchufar canastas como si no costase.

    Respecto a la comparación entre Cleveland y Miami, es obvio que Miami ha ofrecido un mejor equipo a Lebron porque tiene a Wade y Bosh, pero creo que la cuestión es: ¿Cleveland hubiese podido hacer más? Los Cavs le han dado a LeBron año tras año una plantilla hecha a su medida y, pese a arrasar en la temporada regular, luego han acabado decepcionando en los play-offs. Cada ño, los pronósticos decían que Cleveland era el mejor equipo, cuando menos, de la Conferencia Este, pero solo un año llegaron a las finales.

    Hablar ahora de lo malos que son no es justo, porque, sin margen salarial para maniobrar, poco más podía hacerse con un equipo para LeBron pero sin LeBron. Además, la motivación para sus jugadores debe ser mínima, y si no, que se lo pregunten a Jamison. Lo que yo creo es que LeBron es muy bueno, y que hay una enorme diferencia entre tenerlo y no tenerlo en el equipo (sin él, Miami perdió de 28 contra Denver). Lo decisivo no es que uno u otro equipo sea mejor o peor, sino que uno tiene a James y el otro no. Sin ir más lejos, si se hubiese venido a New Jersey ahora no seríamos tan malos… ni tendríamos que cargar con el contrato de Outlaw :-)

  • Yo no creo que en Cleveland le hayan hecho un equipo a su medida. Juegue en el equipo que juegue LeBron va a tener mucho protagonismo absorbiendo juego, pero si un jugador solo no puede ganar campeonatos y a LeBron en Cleveland siempre le ha faltado su Pippen, su Gasol, su Ginobili, su Worthy…

  • Pingback: Y Phil Jackson se hartó | NBAmaniacs()

  • Pingback: Lakers, sin punto de inflexión | NBAmaniacs()

  • Pingback: Una noche tranquila en el Garden | NBAmaniacs()