Todas las cuentas de los Lakers para renovar a Ariza y Odom

Normalmente cuando un equipo es campeón en cualquier deporte, aficionados, jugadores y directiva esperan poder optar a igualar la gesta el año siguiente. Los no iban a ser diferentes, pero se encuentran ante un verano crucial que marcará el camino de esta franquicia: varios años más como máximo aspirante al título o futuro incierto al no contar con una plantilla potente como para lograr el anillo.

, y Shanon Brown serán agentes libres desde el próximo 1 de julio. Los dos primeros han resultado fundamentales en los éxitos de este año y en caso de no poder contar con ellos la próxima temporada, el nivel del conjunto bajaría muchos enteros. Los Lakers quieren que se queden en California pero, ¿realmente pueden?

Para la temporada 2008/09 los de L.A. ya tienen comprometidos 74 millones de dólares, de los cuales casi 50 se reparten entre , Andrew Bynum y Pau Gasol. Ahora bien, la NBA tiene un límite salarial fijado en 72 millones, por lo que toda cantidad que supere esa cifra implica tener que abonar el impuesto de lujo. El luxury tax es muy sencillo: por cada dólar que te pases de 72 millones, tendrás que pagar otro dólar. Es decir, si los Lakers decidieran no renovar a nadie y perdieran a los tres jugadores que finalizan contrato, deberían pagar 2 millones de multa aparte de los 74 comprometidos.

Jugando a adivinos y pensando en el hipotético caso de que pudieran renovar a Odom, Ariza y Brown por un global de unos 15 millones (nada descabellado) y que mantienen a Powell y Mbenga para completar plantilla, el propietario de los Lakers se vería obligado a pagar en fichas unos 91 millones más otros 19 kilos de multa, un montante total de 110 millones, cantidad descabellada que dificilmente asumiría el Dr. Buss en medio de esta crisis global financiera (los Knicks han pagado este año 120 millones de dólares entre fichas de los jugadores e impuesto de lujo, algo demencial).

Por si todo eso fuera poco, el agravio comparativo es sangrante cuando nos damos cuente de que los Lakers han sido campeones en 2009 con un gasto total -fichas e impuesto- de 85 millones. ¿25 millones más para seguir teniendo el mismo equipo?

Las claves para poder conseguir las renovaciones a precios más asequibles no están escritas, ya que lo que los Lakers ofrezcan o puedan ofrecer a Odom y Ariza vendrá condicionado por las ofertas que los jugadores reciban de equipos que están por debajo del límite salarial y quieran reforzarse (Detroit, Portland, Memphis, etc).

Las opciones para ahorrar dinero pueden llegar por dos vías: traspasos durante la temporada de Vujacic, Morrison o Farmar con el único objetivo de rebajar salarios -el impuesto de lujo se contabiliza con las cifras totales que tengan los Lakers el próximo junio de 2010- y que Kobe Bryant opte este verano por convertirse en agente libre. El escolta puede salirse de su contrato y firmar una renovación a más años que permitiria ahorrarse a los Lakers 700.000 dólares de sueldo y otros 700.000 dólares de impuesto.

En resumidas cuentas muchas cábalas que hacer pero poca certeza de saber qué ocurrirá. El Dr. Buss y Mitch Kupchak tienen la palabra.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.