¿Pau Gasol a Minnesota Timberwolves?

Quietos todos. El titular puede suscitar a engaño, pero no es así. Es tan solo una pregunta que yo me hago tras leer y releer ciertas informaciones de ciertos de medios. Todos ellos compañeros y a los cuales respeto, pero que de una forma u otra creo que están llevando al lector a la confusión.

Como todos sabréis la llegada de Mike D’Antoni al banquillo de los está suscitando todo tipo de rumores acerca de una posible salida de . Primero fueron los Atlanta Hawks y Josh Smith. Y más tarde los soñadores piensan (entre ellos yo) en Amar’e Stoudemire como moneda de cambio y que Pau termine en la Big Apple. Al fin y al cabo todo especulaciones para rellenar titulares. Los Lakers serán pacientes, D’Antoni también (por el momento) y hasta la recuperación de Steve Nash no se plantean nada serio desde las oficinas.

Pese a esta aclaración, de nuevo ha vuelto a salir el nombre del mayor de los Gasol vinculado a un tipo de traspaso. Es sabido que a la dirección de los T-Wolves le agrada el juego del español, pero todavía no hay rumores fiables que digan que éstos quieren al ala-pívot de verdad.

Sea como fuere, el periodista norteamericano David Aldridge ha pensado que, de forma especulativa y sin ningún tipo de información, un probable traspaso con Pau a la cabeza y con y JJ Barea como posibles monedas de cambio. Todo ello venido desde la imaginación del periodista y no un rumor que está fundamentado y sustentado por fuentes de información real. Como si de una Fantasy se tratara, por poner un ejemplo.

Aclarado el asunto de Gasol y Minnesota. Lo único cierto es que los Lakers y D’Antoni esperarán a Nash y a que el equipo termine de acoplarse totalmente. Y ya a partir de aquí, si los resultados no son los esperados, cualquier jugador (excepto Nash, Kobe o Dwight) podrá pasar a la lista de los traspasables. Incluido Pau Gasol  y su jugoso contrato.





Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.