Parker y Portis volvieron al United Center días después de su traspaso

Chicago acumula 10 derrotas consecutivas como local, récord de la franquicia

Tres días después de que y acordasen un traspaso por el que tres jugadores cambiaron de camiseta, ambos equipos se enfrentaron en el United Center. El triunfo cayó del lado visitante, Washington, por 125 a 134, la décima derrota seguida de Bulls en casa, algo que no se había visto jamás.

El encuentro, uno más de la temporada regular entre dos equipos que se preocupan más por el futuro que del presente, tuvo como aliciente ver el comportamiento de los jugadores recién traspasados. Los Bulls recibieron a y con un pequeño tributo en forma de vídeo proyectado en las pantallas gigantes del pabellón.

Parker se destapó con un buen encuentro logrando 20 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias con 9 de 15 en tiros de campo, incluyendo 6 mates a lo largo de la noche. El alero habló con los medios haciendo referencia a como su relación con Jim Boylen se deterioró una vez que Boylen fue nombrado entrenador jefe. “Ver como pasó a ser una relación amarga no por mi lado sino por el suyo fue duro”, dijo Parker, quien también recordó que esperaba jugar mucho más en Chicago tras haber disputado muchos minutos en Milwaukee.

Por su lado Bobby Portis estuvo algo más comedido pero también efectivo con 10 puntos y 12 rebotes. Portis, impactado por el traspaso de esta semana, visitó el vestuario de los Bulls tras finalizar el partido para transmitir a sus antiguos compañeros y entrenadores lo mucho que significan para él, una escena que se ha podido saber por fuentes del Chicago Tribune.

“No me gusta expresar mis emociones en público, pero me he sentido muy bien por tener el tributo en forma de vídeo”, dijo Portis. “He puesto muchas horas, tiempo, sangre, sudor y lágrimas jugando con los Bulls. Fue duro para mí, pero ya he pasado página. Nunca olvidaré estos tres años y medio vistiendo el número 5 de los Bulls”.

El otro jugador protagonista del traspaso, , tuvo 34 minutos contra los que habían sido sus compañeros hasta hace unos días. Porter terminó con 17 puntos tras anotar 6 de 15 en tiros de campo en una noche que calificó de “emocional hasta que el balón se puso en marcha”.

Bradley Beal fue el máximo anotador de Washington con 31 puntos, 4 asistencias y 4 robos y Zach LaVine el de Chicago con 26 tantos , 6 asistencias y 4 rebotes.

(Fotografía de portada: Jonathan Daniel/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Vuelta de tuerca con Davis: jugó su segundo partido en dos noches

Mala noche en Boston: remontada de los Clippers y lesión de Kyrie

Siguiente