Kevin Durant sube una foto suya a Twitter fumando, la elimina y después dice que ha sido hackeado

Curioso cuanto menos. Tal y como recoge la web deadspin.com, la cuenta de Twitter de alojó durante unos instantes una fotografía suya fumando en lo que parece ser una cachimba, aunque la nitidez de la imagen no permite demasiado.

El propio jugador la borraría con rapidez, y argumentó que le habían hackeado su teléfono móvil para extraer tal fotografía. Es decir, no negaba que estuviera fumando, pero sí que fuera él quien hubiera colgado la imagen.

Ante la tormenta de bromas que le cayeron en Twitter, Durant tuvo que explicar en tres tweets que incluso le estaban enviado mensajes a personas de su entorno faltándoles el respeto.