Smith, Perkins, Chewbacca y los tipos viejos de Cleveland

Con un 2-0 en contra y la sensación de ser un equipo veterano avasallado en la pista por un conjunto de jóvenes que vuelan, los se presentaron en el tercer partido de las Finales de Conferencia Este con el cuchillo entre los dientes.

A los 11 minutos de encuentro Cleveland ya ganaba por 19 puntos y la diferencia final tras cuatro periodos acabó siendo de 30 tantos. Seis jugadores por encima de los 10 puntos, 17 triples anotados de 34 intentos (50%) y superando a su rival en rebotes (+9), asistencias (+7) y robos (+5). Los Cavs parecieron transformados, revitalizados contra unos que les habían comido la moral en Boston.

Una de las claves del resultado pudo estar en los días extra que pasaron entre el segundo y el tercer partido de la serie. Ambos equipos tuvieron tres días de relativo descanso tras ese segundo choque, dos días más que entre los dos primeros encuentros. Las Finales de Conferencia Este comenzaron el domingo y el martes volvieron a jugar.

Cleveland no es el equipo más veterano de la NBA, pero con una plantilla que se quedó en 28 años de media tras cerrarse el mercado de invierno, los de Ohio contaron desde entonces con la tercera mayor media de edad de la liga tras Golden State (28,12) y San Antonio (28,06). En contraste, Boston aparece en la posición 26º en esa tabla, con 24,82 años de media en su roster.

“Los tres días de descanso nos han ayudado mucho por viejos”, dijo sin reparos , el escolta de 32 años que mejoró sus prestaciones en el tercer partido con 11 puntos y 3 de 4 en triples. Smith sabe que en playoffs la experiencia es importante, pero también lo es el descanso cuando el contrario presenta un quinteto titular de 25,4 años y el de Cleveland es de 30,6.

“Tenemos a gente mayor aquí. Creo que ellos tienen a un tipo nacido en el 98 o 99… Lo necesitábamos”, concluyó con sorna Smith, refiriéndose a (1998), el rookie de los Celtics que está asombrando a muchos con 20 años recién cumplidos.

Chewbacca, demasiado joven para Perkins

Que es un tipo diferente, veterano en cuerpo, mente y alma lo saben todos. El pívot suplentísimo de los Cavs pasa por ser uno de los jugadores considerados como ‘abuelos’ en la NBA, alguien que solo está con Cleveland por su aportación en vestuario y banquillo.

Perkins se ha labrado esa imagen de persona mayor debido a su estilo de juego, lentitud de movimientos y actitud ante compañeros, rivales y medios, pero muchos se sorprenderían si mirasen su documentación oficial. Perkins nació en Texas en noviembre de 1984, solo uno mes antes que su compañero LeBron James.

¿Cómo es posible que Perkins parezca un jugador de otra época, un dinosaurio del baloncesto, mientras alguien prácticamente de su misma edad es el mejor del campeonato? Aparte de lo expuesto anteriormente, por su actitud y forma de pensar.

El periodista Dave McMenamin de ESPN nos reveló una curiosa y breve charla de vestuario entre y el propio Perkins. Durante el ‘Game 3’ entre Cavs y Celtics una persona disfrazada de Chewbacca, el personaje de Star Wars, se sentó en una de las sillas a pie de pista. Cuando terminó el partido empezó la conversación entre Love y Perkins refiriéndose a aquel momento.

Kevin Love: “¿Vas a ir a tomar algo con Chewbacca?”

Kendrick Perkins: “¿Quién es ese?

(Kevin Love le enseña la foto de Chewbacca en el pabellón).

Kendrick Perkins: “Oh, yo no estoy al día con todas esas cosas nuevas”.

Chewbacca apareció en una película por primera vez en 1977. Perkins nació en 1984. Espíritu libre.