30 años del debut de Fernando Martín en la NBA


Además de la lúcida oscuridad de Halloween, el 31 de octubre conmemora cada año el desvirgue continental del histórico jugador español, Fernando Martín, en la NBA.

Y no entendamos el dato como una efeméride más encasillada en la nutrida evasión que Europa ahora reparte por las dos costas de Estados Unidos. En aquel momento, que un oriundo del Viejo Continente osase pisar el mismo suelo que Michael Jordan, Larry Bird, Magic Johnson o Julius Erving o Kareem Abdul-Jabbar era ya una ofensa.

En los enfrentamientos USA-Europa, cada segundo de los naturales americanos estaba enfocado en evidenciar la supremacía afroamericana y estadounidense al otro lado del Atlántico. Pero hubo jugadores, como Martín, que no vieron molinos ni gigantes, sino ‘solo’ rivales de muy alta cuna. Armado con lo puesto —puesto 38 del Draft y buenas referencias, que de poco pasaporte le valía, en el Real Madrid— Martín sorteó el océano para tachar un reto personal. De jugador dominante en Europa a poco más que grumete en los Portland Trail Blazers. Uno de los equipos más potentes del Oeste.

Debut ante los Sonics

Su debut, hoy hace 30 años, tuvo lugar un 31 de octubre de 1986. Portland cayó ante los Seatlle Supersonics. Clyde Drexler y Sam Bowie contra Tom Chambers.

El tristemente desaparecido Martín recibió la primera vacuna contra la inferioridad en forma de 2 minutos en pista y un casillero en blanco en todas sus estadísticas. Poco importaba el botín final. Un español había debutado en el territorio vedado que era la NBA de 1986. Coto privado de los futuros Dream Teamers y otro buen puñado de estrellas preteritamente regias.

Martín se despidió de la NBA al final de esa misma temporada, con 24 partidos y 6,1 minutos de promedio. Para los americanos, solo fue un europeo que nunca le hincó el diente a la liga. Pero en España, Martín registró una hazaña que más tarde emularía, con mucho mejor retorno, Pau Gasol. Como dijo él mismo, la idea era “que deje de ser un sueño jugar contra ellos”.

Los reyes de 1986

Michael Jordan ya abusaba en anotación (37,1 y máximo convertidor de la liga), Magic Johnson (23,9 tantos y 12,2 asistencias) recogía otro MVP con los Lakers aplastando a los Celtics en las Finales. El gordo Barkley patentaba el rebote (14,6)… y Fernando Martín concebía el embrión que 30 años después reconoce 10 vástagos. Los mismos jugadores españoles que actualmente juegan en la NBA. El desembarco fue cosa suya. El resto es terreno conquistado.

 

*Datos obtenidos de Basketball Reference


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.