Raptors vs 76ers… o Leonard vs Embiid

Sin tiempo para una previa y sin creatividad para inventar (porque jugar a prever lo que va a ser este Game 7 es exactamente eso… inventar), vamos simplemente con un dato demoledor. Uno que puede que no marque las diferencias esta noche pero que, por todo lo sucedido en los seis encuentros anteriores, lo más normal es que sí lo vaya a hacer.

El duelo definitivo entre Toronto y Philadelphia (que tendrá lugar en terreno canadiense), invitaría a pensar, por qué no, que cualquier actor secundario (en una noche inspirada) o una determinada faceta del ataque (el rebote ofensivo, el acierto en el triple…), puedan ser cruciales en lo que, más que un partido de baloncesto, tendrá los tintes de un escenario Cs Assault en el que las defensas no dejarán nada al azar. Un Danny Green acertado; un J.J. Redick on fire; un Tobias Harris clipperiano¿why not?

La siguiente tabla es el –sin interrogantes– why not. (entre algodones) ES los 76ers, y (a todo gas) ES los Raptors. No hay más.

Este mosaico de datos, obtenidos de NBA.com, revelan que primero están ellos y luego todo lo demás. Y que cada minuto que pasan sentados en el banquillo es oro puro… para el rival.

Determinantes

Porque en esta serie, los Raptors con Leonard son 23,2 puntos mejores por cada 100 posesiones (+7) que los Raptors sin Leonard (-16,2).

Pero es que los 76ers, con Embiid en pista son, ojo… ¡¡67 puntos mejores por 100 posesiones (+20,9)!! que cuando éste aguarda, resollando, volver (-46,1).

Es cierto que hay otros factores importantes que, además de correlación parecen indicar un alto grado de causalidad –como que los Raptors, en sus tres triunfos, tuvieron a Siakam y Gasol inapelables en la pintura (+50%) y certeros fuera de ella (39% en triples), mientras que en sus tres derrotas sucedió justo lo contrario (39% por dentro y 21% desde el exterior)–, pero pívot y alero son claramente el main theme de esta semifinal.

Noche a +40′

El camerunés promedia ‘solo’ 32 minutos ante Toronto. Siete menos (que no es moco de pavo) que el cyborg californiano (39,3).

En rotaciones que orbitan los 7-8 nombres, si el choque llega igualado al último cuarto no sorprenderá a ninguno verlos a ambos superar la barrera de los 40 minutos. Tras siete largos meses, se la juegan a todo o nada. Match ball que no admite recurso. Así que (ojos al cielo) sin lesiones, por favor. Porque hoy, Brown y Nurse, con Leonard y Embiid, pueden hacer un Thibs. Y esta vez, sin que sirva de precedente, lo entenderemos.

(Fotografía de portada de Vaughn Ridley/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Al Horford querría seguir en Boston