Algunas de las grandes sorpresas del March Madness


El March Madness es el momento cumbre de la NCAA, donde los favoritos no siempre cumplen las expectativas y padecen fiascos que nadie esperaría. Sorpresas inconcebibles o resultados que nadie podía suponer forman parte de la historia del torneo de baloncesto más especial en el mundo universitario de Estados Unidos. ¿Quieres conocer algunos de esos momentos que han quedado guardados en la memoria de millones de aficionados? Vamos allá.

Santa Clara, 1993

Una de las grandes sorpresas de la historia del torneo fue la victoria de Santa Clara en 1993 liderada por Steve Nash y Pete Eisenrich ante la Arizona de Damon Stoudamire y Chris Mills. Solo era la segunda vez que un 15º cabeza de serie conseguía ganar la primera ronda del March Madness.

Por aquella época Nash, hoy técnico de Brooklyn Nets, no era la estrella de los Broncos. Ese lugar le correspondía a Pete Eisenrich. En aquella temporada, la 1992-1993, Nash llegó a un equipo donde ya empezó a dar destellos de lo que llegaría a ser, aunque no fue el mejor curso de su carrera.

En cambio Eisnrich, la estrella de aquel conjunto, tuvo el mejor año de su vida y en el partido ante los Wildcats consiguió la mayor anotación con 19 puntos. En Arizona, Chris Mills, el alero y estrella de los Wildcats, anotó 19 tantos y 5 rebotes. Damon Stoudamire, el que luego tendría la carrera más éxitosa de todos los componentes de la plantilla de Lute Olson, se tuvo que conformar con 11 puntos.

El año de McCollum, 2012

En 2012, C.J. McCollum y su universidad Lehigh, dieron el gran bocinazo del torneo al derrotar a los Blue Devils de Austin Rivers y Seth Curry. Duke llegaba como uno de los grandes favoritos a llevarse el torneo, pero los Mountain Hawks que venían de ser campeones de la Patriot League, su conferencia, consiguieron llevarse el partido por tan solo 5 puntos. 

Cómo no, C.J. McCollum fue la estrella del encuentro con 30 puntos, aunque por aquel entonces era mucho menos conocido que varios de sus rivales. El roster del equipo de Mike Krzyzewski contaba con ocho futuros NBA. Austin Rivers, hijo del mítico Doc Rivers, era el líder, y en aquel partido fue el máximo anotador junto a otro viejo conocido, Mason Plumlee, quien firmó 19 puntos. También estaban Miles Plumlee, Seth Curry y Quinn Cook, aunque éstos tuvieron un papel menos importante.

Hoy todos ellos están en la NBA, aunque solo McCollum pertenece a la aristocracia de la Liga.

El ‘maracanazo’ de Arizona, 2018

En 2018 ocurrió lo que para muchos aficionados de los Wildcats de Arizona es lo que es la derrota más dura de su historia, comparabale al maracanazo de Brasil en el Mundial de futbol de 1950: perdió por 21 puntos ante la Universidad de Buffalo.

Arizona llegaba como el mejor de la temporada regular y del torneo de la Conferencia Pac-12. Además, contaban en sus filas con Deandre Ayton uno de los jugadores más dominantes de la historia de la NCAA y futuro número uno del Draft de 2018, el mismo que Luka Doncic.

Además, consiguió en su única temporada en el baloncesto universitario el Karl Malone Award, el premio al mejor power-forward de la temporada. De remate, fue elegido en el primer equipo de la Pac-12, freshman of the year de su conferencia y seleccionado para el mejor quipo de toda la NCAA. 

El tortazo de los Retrievers, 2018

En el mismo año de la derrota de Arizona ante los Bulls de Buffalo, pasó lo inesperado. Otro sorpresón del March Madness. La universidad de Virginia, que venía de ganar la temporada regular, el torneo de la ACC y ocupaba el puesto número uno de todo el país; perdió con estrepito por 20 puntos ante UMBC.

Virginia tenia en su roster a De’Andre Hunter, futuro número cuatro del Draft de 2019; a Kyle Guy, la estrella de ese histórico equipo y a Ty Jerome, futuro NBA. Aunque en aquel partido Hunter no jugó, UMBC no contaba con ningún jugador que terminase en la NBA. Pero Jarius Lyles, la estrella de aquel equipo firmó una de las mejores actuaciones de su carrera con 28 puntos y un 75% de la línea de tres. 

Al descanso, los Cavaliers y los Retrievers se fueron con solo 21 puntos cada uno en el marcador, pero a partir de la segunda parte, Jarius Lyles y compañía fueron demasiado para los del coach Tony Bennett, que solo consiguieron anotar otros 33 puntos en todo el partido. El disgusto fue de época.

Ahora, en pleno March Madness 2021 viviremos con seguridad otras tragedias bíblicas y algunas gestas legendarias. Solo nos falta saber quiénes se llevarán la gloria y quiénes visitarán el infierno.


¿Quieres ver el March Madness NCAA? Lo tienes fácil uniéndote a ESPN PlayerPincha en este enlace y luego elige entre la opción Monthly o Annual Pass. Todas las nuevas altas incluyen una prueba gratuita de 7 días.

(Fotografía de portada de Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.