Antetokounmpo empieza a calentar la muñeca: le están entrando los triples


El griego presenta un 44 por ciento de acierto durante el mes de diciembre

Es la cantinela de los dos últimos años. “El día que a Giannis Antetokounmpo le entren también los triples con cierta regularidad, será poco menos que imparable. Superman”. Pues parece que el regalo de Reyes se ha adelantado en Milwaukee dado que su gran estrella empieza a notar mayor temperatura a la hora de armar el brazo desde lejos. Sí, por apocalíptico que sonase, ha empezado a meter los triples.

En el ensayo general que vivieron los Bucks ante los Lakers, este pasado jueves, Anteto demostró sus hondos progresos desde la larga distancia. Anotó cinco triples de ocho intentos y no se arrugó cuando el equipo angelino colapsaba de cuerpos la zona para causarle cierta alergia a las penetraciones. Si había que tirar de tres, pues adelante. Y la valentía del griego obtuvo premio. Tanto como un 62,5 por ciento de acierto tras ocho lanzamientos.

En efecto, Anteto parece haber vuelvo a actualizar el algoritmo de su juego. Todos aquellos que tenían aprendido (con éxito bastante relativo) la manera de minimizarle, van a empezar a tener que empollar de toneladas de apuntes de nuevo. Giannis viene anotando con bastante destreza en el mes de diciembre, en el que promedia un sorprendente 44,7 por ciento de acierto en sus lanzamientos (5,9 por partido).

Sus muestras se han limpiado bastante. En noviembre presentó un 31,0 por ciento de acierto (5,3 intentos) y en octubre le costó horrores entrar en buena dinámica (14,3 por ciento en 3,5 intentos por noche).

  • Diciembre: 44,7% (5,9 intentos)
  • Noviembre: 31,0% (5,3)
  • Octubre: 14,3% (3,5)

Con el paso de los encuentros, la evolución de Antetokounmpo en los triples es más que evidente. Aplastante. De hecho, su 33,8 por ciento de toda la temporada es el mejor registro de toda su carrera intentando al menos dos lanzamientos por noche; no digamos ya el 44,7 de noviembre, de largo sus días más rosados desde el segmento de 7,25 metros.

  • Temporada 2019-20: 33,8% (5,2)
  • Temporada 2018-19: 25,6% (2,8)
  • Temporada 2017-18: 30,7% (1,9)
  • Temporada 2016-17: 27,2% (2,3)
  • Temporada 2015-16: 25,7% (1,4)
  • Temporada 2014-15: 15,9% (0,5)
  • Temporada 2013-14: 34,7% (1,5)

Se nota que Giannis va cogiendo confianza en los triples; su anterior techo de intentos por partido era de 2,8, grabado el curso pasado. Esta temporada su frecuencia escala hasta los 5,8 por encuentro. Anota más y tira el doble. Todo son ventajas.

La influencia de Sullivan

Bastante que ver tiene en esta mejora de Giannis y los triples el técnico de tiro de los Bucks, Ben Sullivan; ya había formado parte del núcleo de técnicos de Mike Budenholzer en los Atlanta Hawks (hasta en San Antonio) y ahora también figura en el de Milwaukee. Bajo sus directrices, Antetokounmpo ha elevado sus prestaciones, mejorado su confianza y añadido el arma definitiva a su juego. El arma letal.

“Tienes que encontrar el tiro en el que cada jugador se sienta cómodo. Para Giannis no es cómodo tirar como Steph Curry. No es algo que él podría automatizar. El truco con Giannis es trabajar juntos para encontrar cuál es el mejor tiro para él”, podía comentar a comienzos de esta temporada Sullivan, en declaraciones para el diario Business Insider.

Ese lanzamiento más amable para Giannis parece que ha llegado a raíz de la, hasta ahora, reacción defensiva más frecuente contra él. Concederle un par de metros cuando recibe el balón en el triple para poder estar prevenido si intenta penetrar. Anteto todavía abusa de su superioridad en las incursiones y entrando en la pintura (patio de su casa), no obstante el porcentaje de tiros de campo que hace desde el triple es ya del 25 por ciento. Valor muy por encima a sus anteriores temporadas. Ya no es que pruebe suerte, es un recurso más que está aprendiendo a explotar cada vez mejor (aunque caiga algún air ball de vez en cuando).

“Es que él trabaja todo el tiempo. Antes de venir aquí yo oía que este chico, Giannis, tenía una ética de trabajo como la de Kobe o Jordan. Y luego vienes aquí (a Milwaukee) y lo ves de primera mano y piensas que este chico trabaja realmente duro. Trabaja de veras mucho en su juego. Su caso es uno de esos en los que el hype que oyes de él antes de conocerle es casi menor que la realidad”, podía añadir Sullivan.

A fuerza de trabajo, cualidades, repetición y una mentalidad aplastantemente ganadora, Giannis ha conseguido limpiar uno de los pocos residuos que existían en su juego. Está por ver si el nivel que viene ofreciendo en el último mes y medio es sostenible durante toda una temporada, pero como hemos citado al comienzo del artículo, si es así, el resto de la Liga ya puede aprender nuevas plegarias. La mejor versión de Giannis Antetokounmpo está todavía por descubrir (tiene 25 años) y eso que ya es todo un MVP de la NBA. Miedo, da verdadero miedo en lo que pueda convertirse el griego.

(Fotografía de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.