Boston iguala su mejor arranque del siglo con recuerdo al ‘Big Three’


El equipo protagoniza el inicio más fuerte de la temporada (9-1) y solo los mejores años del trío Pierce-Garnett-Allen se comparan a sus registros

Pocos esperábamos la burbujeante puesta en escena de los Boston Celtics 2019-20. Habiendo perdido a sus dos estrellas por el camino —Kyrie Irving y Al Horford— y con un único refuerzo de alta gama —Kemba Walker—el equipo de Brad Stevens se ha adueñado del mejor inicio de toda la competición.

Los Celtics caminan firmes, 9-1, pese a las recientes bajas de Gordon Hayward, que estará seis semanas con pase de temporada en la enfermería, o Enes Kanter, que ya ha vuelto a competir tras siete partidos indispuesto. No solo guardan el arranque más limpio del presente ejercicio de manera algo inesperada (no nos las demos de eruditos ahora), también se trata del mejor despertar verde en el presente siglo con diez partidos disputados.

Desde que comenzó la era de Stevens en Boston (2013) no había existido mejor prólogo, y solo el Big Three que formaban Paul Pierce, Kevin Garnett y Ray Allen iguala los registros actuales de los Celtics. Hablamos siempre a diez partidos iniciales vista.

Existen, así, cuatro precedentes en el siglo XXI de récord similar a lo que está cometiendo el equipo de Massachusetts, lo cual habla de manera inmejorable de la salud del grupo contemporáneo.

Año del anillo

En la temporada 2007-08, la del último anillo, aquel equipo arrancó con un aplastante 11-1. Recién formado el trío de ases (o tréboles), el vestuario que dirigía Doc Rivers avasalló desde el comienzo. Engancharon una racha imparable para plantarse en un arranque de 20-2. Estaban demoledores.

Avisaban ya de que los períodos de adaptación no eran un problema tras tanto fichaje importante y cambio de cromos; literalmente, prendieron fuego a sus rivales desde el principio de la temporada hasta alcanzar el título.

19 seguidas

En otra ocasión, temporada 2008-09, al año siguiente, los Celtics venían crecidos por el campeonato ganado a los Lakers en las Finales. Saludaron el curso con 9-2 y extendieron su buen momento hasta un 27-2 posterior después de 19 victorias seguidas. Se creían imparables y realmente lo fueron. Su hercúleo capítulo agotó las pilas de cara a los playoffs, donde cayeron en semifinales de conferencia con el después finalista Orlando (4-3) en unas series para los anales de la Conferencia Este.

El Big Three de Boston todavía indujo un último precedente de amanecer imparable. Fue en la temporada 2010-11, con un quinteto inicial formado por los tres héroes de 2008 más Rajon Rondo y un Shaquille O’Neal en el anochecer de sus días de uniforme. Aquel equipo consiguió rozar el registro actual de los verdes, pues llegaron a ostentar un 9-2 tras los once primeros partidos.

La mejor racha de Brad

Existe un último antecedente del formidable arranque actual. Ocurrió en la campaña 2017-18, recién ingresado Kyrie Irving, y el equipo llegó hasta un 16-2 tras apilar 16 victorias de manera consecutiva (mayor racha entre partidos de la era Stevens).

El actual equipo, el 2019-20, tiene en su mano superar todos estos récords anteriores, pero resulta improbable que lleguen, por ejemplo, hasta el 27-2 del ejercicio posterior al anillo. Está en su mano; y aunque no lo consiguieran, nada les quita el hecho de haber registrado el mejor arranque en diez partidos del presente siglo (igualando el de 2007).

De esa manera, las referencias de los actuales Celtics son ilusionantes. Solo los equipos formados por el trío dorado y el dueto Kyrie-Horford (una vez) se compararon al arranque actual. Razones existen para creer en la causa verde, por mucho que no estén todos los jugadores disponibles o que las lesiones sigan empeñándose en marchitar el frondoso jardín del TD Garden.

(Fotografía de portada: Streeter Lecka/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.