Charlotte: un hundimiento inesperado

Cuando allá por el 29 de diciembre Charlotte caminaba por la liga con un balance de 19-14, nadie podía esperar que el siguiente mes y medio se convertiría en una pesadilla para los de Carolina del Norte. El resumen es sencillo: cinco triunfos en los últimos 21 partidos para que la llegada del All-Star pase de descanso a simple necesidad.

En Charlotte, donde más allá de espectacularidad sobre la cancha han mostrado durante las últimas temporadas una seriedad elogiable, lo que más llama la atención es que el equipo haya dejado de defender o, al menos, de conseguir hacerlo. Si hasta la mencionada fecha eran el quinto mejor equipo cerrando el aro al permitir 102,4 puntos por cada 100 posesiones, tenemos que desde ese día han descendido hasta la 19ª plaza encajando 108,5 por cada 100 posesiones.

Ponemos el punto sobre la defensa porque lo cierto es que en ataque la prestación no es que haya descendido poco, sino que hasta ha mejorado. Más claro, en 2016 anotaban 104,9 puntos por cada 100 posesiones y en 2017 –incluyendo el último partido del año anterior– se marchan hasta los 105,6.

Tampoco es que hayan perdido el control del balón. Hasta el 29 del último mes del año eran el equipo que menos pérdidas cometía con 11,8 por noche, cifra que si bien se ha visto aumentada hasta las 12,9, les sigue situando en una fantástica segunda plaza en esta tabla estadística.

Pérdida de identidad

Dejando de lado las estadísticas globales, lo que más preocupa en el entorno del equipo es que el sello de , esa garra y energía que les definían, esté al borde de perderse sin remedio. Contra Philadelphia 76ers, última derrota, se vieron superados en la lucha por el rebote con un contundente parcial de 51-33, y eso que los de Pensilvania jugaban sin Joel Embiid y Jahlil Okafor.

Ese retroceso de intensidad enlaza a su vez con algo jamás visto en la etapa de Clifford. Desde que éste se hiciese cargo del puesto de entrenador jefe en 2013, el equipo siempre había mostrado su mejor cara en los segundos 41 partidos de la temporada. En la actual esa ‘regla’ está bien lejos de cumplirse.

TemporadaBalance 1ª mitadBalance 2ª mitadTotal
2013-1417-2426-1543-39
2014-1516-2517-2433-49
2015-1619-2229-1248-36
2016-1720-214-10¿?

Rendimiento individual

Si hay alguien que sabe bien qué ocurre ese es el propio Clifford, quien entiende que parte del problema está en lo hecho por cada una de sus piezas de manera individualizada. El técnico cree que en esta ocasión no están siendo capaces de sacar la mejor versión de sus jugadores.

“No tenemos muchos chicos que estén teniendo un buen año. Si nos fijamos en los tres que hemos pasado aquí, la mayoría de los chicos jugaban bien. Hemos sido buenos haciendo que los muchachos jugasen al máximo. En esta ocasión no estamos cerca de conseguir eso”, explica en declaraciones a Charlotte Observer.

Kemba, contagiado

lo dijo. Antes de que se diese a conocer incluso los titulares para el All-Star, este chico del Bronx avisaba de que su mente estaba centrada en que el equipo recuperase la buena dinámica. No solo no lo ha logrado, sino que el virus se ha apoderado de la que es hasta ahora la mejor temporada de su carrera.

Si en el global del curso el base promedia 22,4 puntos y en enero, cuando se quedaron en un balance de 4-11, tuvo su mejor mes yéndose hasta los 24,5 puntos, en lo que llevamos de febrero su rendimiento se ha hundido hasta los 15,8 puntos con un 33,7% en tiros de campo y un 23,5% en triples.

Hay tiempo

En la temporada del ‘yo no quiero ser octavo’ Charlotte aún tiene margen de sobra para remediar la situación. Con un récord de 24-31 están a solo 1,5 partidos del último clasificado para playoffs –Detroit Pistons (26-30)–. Por ello, Clifford envía un mensaje de optimismo a la vez que deja claro a sus pupilos que hay que salir de la sombra cuanto antes.

“No es difícil jugar contra nosotros. Debo hacerles entender que hay que cambiar. No puedes ser la misma persona cada año. Si el desafía cambia, tienes que cambiar. Hasta ahora no he conseguido que entiendan eso, que es mi trabajo. Tenemos tiempo, pero se está haciendo tarde”, sentencia.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Nikola Jokic, historia a los 21

Davis: “¡Aseguraos de escribir que no planeo irme!”

Siguiente